Publicitat
Publicitat

EL APUNTE

El PNV, al rescate de Rajoy y del concierto

Todos los partidos vascos defienden el régimen foral y ni el PP se atreve a hablar en contra de un sistema insolidario que supone un privilegio respecto al resto del Estado

El PNV ha hecho de PNV de toda la vida y ha salvado los presupuestos a Rajoy. Negociación y pase por caja. Sin sentimentalismos a la catalana. Cuando en Cataluña se pretendía reformar el Estado y se hablaba de responsabilidad, los vascos negociaban con la capacidad de influencia que dan los disparos por la espalda una noche de noviembre o los coches bomba en un cuartel o un supermercado. Es tabú decirlo, pero la posición de privilegio del concierto vasco no responde sólo a la tradición histórica y la negativa pujolista a recaudar impuestos, sino también a la afilada capacidad de negociación política y el añadido de disuasión que aportó el sector violento en el País Vasco. El resultado hoy es que un ciudadano del País Vasco (6% del PIB estatal) recibe per cápita más del doble que un ciudadano que vive en Cataluña (19% del PIB). Otro hecho diferencial es que todos los partidos vascos defienden el régimen foral y ni el PP se atreve a hablar en contra de un sistema insolidario que supone un privilegio respecto al resto del Estado.

Cataluña ha dejado de quejarse y de querer transformar España. Cuando alguien se pregunte todavía por qué, puede repasar el funcionamiento del sistema de financiación español y la lista de incumplimientos con Cataluña cuando se ha pactado una mejora. Pero el espíritu Sazatornil va de baja: las negociaciones requieren confianza y en Cataluña no sólo está rota por los incumplimientos sino que políticamente se ha perdido el interés por vivir en el victimismo. En el Estado no caben dos conciertos y Cataluña tiene que ser consciente.

Más contenidos de