Publicitat
Publicitat

CRÍTICA TV

Urdaci y el humor de derechas

Su interpretación del mundo es, tradicionalmente, tan delirante, que ya hace años que nos hace reír

Uno de los fenómenos humorísticos televisivos más terribles en España se está emitiendo desde esta semana en 13TV, la cadena de la Conferencia Episcopal. Como una sección más de su informativo diario, Alfredo Urdaci quiere contraprogramar a El intermedio de El Gran Wyoming. "Humor sin tirantes", explicó que harían el primer día en clara alusión a los tirantes del presentador de La Sexta. Con la ayuda de un redactor, Ricardo Altable, aborda la actualidad al estilo Wyoming con lo que ellos consideran que es humor. Humor español de derechas, podríamos decir. Lo han titulado La Contra. Por supuesto, disparan siempre primero contra Cataluña y el Procés, la familia Pujol y el PSOE (sus obsesiones habituales). También hacen broma del PP pero en sentido positivo. Por ejemplo, citan sus escándalos de corrupción pero el remate final que tiene que hacer reír es "¡en toda partes cuecen habas!", recordando que es un problema global. Se admiran de cómo los datos del CIS siguen siendo favorables a Rajoy: "¡Si mañana Rajoy entra disparando en el hemiciclo con una metralleta yo creo que seguiría ganando las elecciones!" O bien: "¡Si hay algo que los españoles tienen grabado en sus genes es el voto al PP!" És trágico porque no hace gracia, y se le añade el drama de un Urdaci que no sabe leer el prompter, no sabe hacer las pausas de lectura cuando toca y, lo que es peor, muchos de los gags no le hacen reír ni a él.

El problema es una cuestión de concepto. El humor sobre la actualidad es una manera distorsionada de explicar la realidad. Es lo que hacen en El intermedio o lo que hace el Polònia. El género implica un código compartido con el espectador en el que se entiende que la realidad se manipula y se lleva al extremo o la exageración. Es este margen de distorsión lo que sorprende al espectador y le hace reír. La gracia es la interpretación que se hace de la realidad, cómo se manipula. Urdaci no puede hacer humor, porque este código lo ha estado transgrediendo, al menos, en los últimos veinte años. Urdaci se ha caracterizado, desde su época en TVE, por manipular la realidad, explicar una parodia tergiversada. Sus editoriales en 13TV, sus noticias sesgadas para construir una actualidad hecha a su medida, su sarcasmo informativo en la tele pública para distorsionar la realidad ya hace tiempo que los hemos entendido como humor. Su interpretación del mundo es, tradicionalmente, tan delirante, que ya hace años que nos hace reír. Ahora Urdaci quiere hacer humor aplicando los mismos códigos que ha utilizado toda la vida. Si pones 13TV a esa hora no sabes ver la diferencia entre La Contra y su informativo. Porque la manipulación de la realidad es exactamente la misma. Al menos cuando lo hace seriamente tiene más gracia, porque hay más intención, más mala leche y se cree lo que dice.

Más contenidos de