Publicitat
Publicitat

El misterio de los correos de Casaus que nadie leyó

Los exdirectores generales de Supervisión del Banco de España repiten en su declaración que no vieron los mensajes, que contenían una opinión personal

Todos saben de qué van, pero excepto el destinatario, Pedro Comín, jefe de grupo de la inspección en BFA-Bankia, nadie en la cúpula del Banco de España, ni los leyó ni los vio. No obstante, el abogado que defiende a los altos cargos de la entidad ha dado una consigna: declarar que se conoce el contenido y que era opinión personal del inspector cabecera en BFA-Bankia, José Antonio Casaus.  Y este miércoles, día 15 de marzo, los ex director generales de Supervisión Mariano Herrera y Jerónimo Martínez Tello repitieron, por este orden, el mantra: no los vimos, conocemos el contenido y eran una opinión personal.

Pedro Comín solicitó en abril de 2011 un diagnóstico a Casaus, inspector de referencia de Bankia-BPA, sobre la situación del grupo “en relación con el pronunciamiento que tiene que haber del Banco de España sobre el plan de capitalización de Bankia”. Comín recibió el correo el 8 de abril. Casaus señala al comienzo del mismo que “con aportaciones de todos [el equipo de inspección] [los inspectores] Pedro Bravo y Jorge Pérez-Cerda han hecho el trabajo práctico. Yo he escrito unas reflexiones más generales sobre la viabilidad del grupo Bankia…”

Los 4 correos sobre la “inviabilidad” de Bankia, en manos del juezEn este correo, el inspector cabecera habla de problemas en la cuenta de resultados del primer trimestre de 2011 que está pendiente de publicarse. Apunta que “una gran parte de sus resultados contables (790 millones de euros) vendrán del devengo de promotores dudosos no contabilizados como dudosos…”. Y advierte que el grupo “no es viable” y que la salida a Bolsa, tal como esta planteada, con un doble banco,  “ es el primer paso para nacionalizar las pérdidas, algo injusto y lo contrario de lo que nos pide la norma (velar por un uso eficiente de los recursos públicos”.

Tres días después, el 11 de abril de 2011, Pedro Comín y Pedro González, director del departamento de Inspección de Cajas de Ahorros, elevan un informe a la Comisión Ejecutiva del Banco de España aprobando el proyecto de capitalización. En otros términos, el único correo que recibe Comín no tiene ni para él ni para González, trascendencia alguna, a la hora de aconsejar la operación, ¿quizá porque se trataba de un plan ya decidido?

'Mails' ignorados

Sucede que los otros tres correos cuyo contenido todos dicen conocer sin haber leído ni visto son posteriores. Son del 14 de abril (tres días después de la aprobación del plan de recapitalización), el 10 de mayo de 2011 y el 16 de mayo de 2011.

Se da la circunstancia de que el del 16 de mayo de 2011 responde a una petición de Comín, quien solicita a Casaus “una nota sobre la cuenta de resultados”. Casaus, que le había enviado un fichero tras la publicación de los resultados trimestrales la semana anterior, le apunta: “Podría resultarte útil para la reunión que tengas con el Subgobernador [ Javier Aríztegui, también imputado que declara este jueves 16 de marzo] sobre solvencia (y dentro de ella calidad de los activos) gobernanza, cuenta de resultados y liquidez. Y una valoración global sobre su viabilidad…”

Pero es que el pescado estaba ya vendido. La Comisión Ejecutiva, por recomendación de Comín y González de 11 de abril, ya había dado luz verde al plan de recapitalización. El primer correo fue ignorado. Y los otros tres no tuvieron influencia alguna en una decisión ya adoptada. Lo grave: el primer análisis serio de la cuenta de resultados del primer trimestre lo hace el equipo de Casaus el 16 de mayo de 2011. Esto es: siete días después de un segundo informe de Comín y Casaus a la Comisión Ejecutiva apoyando la operación. Este informe de 9 de mayo de 2011 ha sido aportado por Comín al juzgado el pasado martes.

Ayer, Martínez Tello  volvió a restar importancia al hecho de que la salida a Bolsa se hizo con un descuento de 74% sobre el valor teórico contable, y señaló que no era un caso único. Y repitió algo que ya había declarado en dos ocasiones anteriores: que los 19.000 millones de euros que se le otorgaron a José Ignacio Goirigolzarri para recapitalizar la entidad superaba lo que el Banco de España consideraba adecuado. Vamos, que Goiri, como todos llaman al presidente de Bankia, obtuvo mucho más dinero de lo que hubiese sido necesario. Martínez Tello estima que 13.000 millones era la cifra adecuada. Lo dice y se queda tan ancho.

Más contenidos de

PUBLICITAT

El + vist

El + comentat

PUBLICITAT
PUBLICITAT