Publicitat
Publicitat

Una renuncia preventiva para evitar un nuevo caso Wolfowitz

Rato dejó el FMI para no vivir un escándalo como el del Banco Mundial

Las razones “personales” invocadas el 28 de junio de 2007 por Rodrigo Rato ante  el comité ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) al justificar su renuncia al puesto de director gerente del organismo encubrían una salida precipitada diseñada para evitar un escándalo o posible proceso de destitución a raíz de su actividad con un entramado societario de empresas en paraísos fiscales.

Diez años después del anuncio de aquella decisión, emerge ahora la punta del iceberg sobre las verdaderas causas de su renuncia. Un informe de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil de fecha 27 de marzo al juez Antonio Serrano-Arnal señala que el FMI estaba investigando a su director gerente. El titular del juzgado de instrucción número 31 de Madrid investiga presuntos delitos de blanqueo, corrupción entre particulares y fiscales en los negocios privados del ex vicepresidente del gobierno español.

El informe de la Guardia Civil revela que el FMI encargó a la auditora PricewaterhouseCoopers (PwC) una investigación sobre las sociedades offshore de Rato, en especial sobre Red Rose, domiciliada en Panamá, aunque también sobre las sociedades Kradonara y Vivaway, para conocer los movimientos de las mismas mientras Rato era director gerente del citado organismo.

Según la UCO, de Red Rose se transfirieron 9,1 millones de euros entre 1999/2000 y 2012 a otras sociedades vinculadas a Rato en España. Es solo una parte del amplio movimiento de fondos del entramado societario.

En el informe se citan correos electrónicos enviados por Rato desde su cuenta personal en el FMI a Domingo Plazas, abogado y administrador de las sociedades. Al declarar como imputado/investigado, Plazas explicó que se limitaba a cumplir órdenes en las sociedades de Rato.

La UCO no aclara si ha realizado gestiones ante el FMI a través de la petición de auxilio judicial internacional, pero tanto los correos enviados por Rato desde la cuenta que mantenía en el FMI a su testaferro Plazas, como la referencia al trabajo de PricewaterhouseCoopers dan una idea de que el FMI estaba detrás de sus talones, literalmente hablando.

Entre 2004 y 2007, según señala la UCO, la empresa Cor Comunicación, sociedad familiar controlada por Rato, facturó 31 millones de euros de 82 millones. Los pagos procedían de empresas públicas privatizadas.

A la luz de estos datos, las sospechas sobre la verdadera razón de la salida de Rato del FMI se han ido acumulando estos años. Según explicó el 28 de junio de 2007 al comité ejecutivo, “he tomado esta decisión por razones personales. Las circunstancias de mi familia y responsabilidades, en especial la educación de mis hijos, es la razón para renunciar antes de lo esperado a mis responsabilidades en el Fondo”. 

La renuncia sería efectiva el 1 de noviembre de 2007, tras la asablema anual del FMI y el Banco Mundial del mes de octubre. Rato, por tanto, abandonaba sus funciones 18 meses antes de que venciera su mandato de cinco años, en junio de 2009. 

¿Por qué realizó Rato el anuncio en junio de 2007? Hay que tener en cuenta lo que pasaba en el organismo “hermano” del FMI, el Banco Mundial, por aquellas fechas. 

Su presidente, el ex subsecretario de Defensa Paul Wolfowitz, el célebre arquitecto de la guerra de Irak, había favorecido a su novia, Saha Riza, empleada del Banco Mundial que había recogido información de inteligencia en Irak para el Ministerio de Defensa, con una remuneración mayor a la que le correspondía. 

La investigación concluyó que Wolfowitz había intervenido personalmente y que más tarde al negar los hechos había engañado a la institución. El 17 de mayo de 2007, tras resistir varios meses, el presidente del Banco Mundial arroja la toalla. 

Algo más de un mes después, el 28 de junio de 2007, Rato anuncia que arroja la toalla y que se marcha tras la asamblea anual del mes de octubre de 2007.

Aunque PricewaterhouseCoopers se dirige en octubre de 2007 a Rato, la información comenzó a recopilarse con anticipación.

José Luis Rodríguez Zapatero, tiempo después del regreso de Rato a España, explicó, según narro en mi libro Indecentes. Crónica de un atraco perfecto, lo siguiente:

-Hay solo tres personas que aparte de Rato conocen el motivo por el cual renuncio al FMI: el primer ministro británico Gordon Brown; el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy y…yo.

Más contenidos de

PUBLICITAT

El + vist

El + comentat

PUBLICITAT
PUBLICITAT