Publicitat
Publicitat

L'anàlisi d'Antoni Bassas: "A por ellos"

"¿Se dan cuenta de que miles y miles de hijos y nietos de andaluces quieren votar el domingo y son parte de esos «a por ellos» contra los que ustedes cantan?"

Quan falten sis dies per diumenge, continua aquesta formidable lluita pel vot de la societat. Dic formidable perquè votar s’ha convertit en la causa de la vida de moltes persones, una causa de dignitat democràtica de persones que hi estan posant totes les hores que poden amb tota la determinació de les causes justes. I, ara, aquesta actitud responsable, valenta, té més valor que mai tenint en compte tot el catàleg repressiu que l’Estat està desplegant davant nostre. L’Estat, que fins ara ens ha ignorat i menystingut, ara envia milers de policies a reprimir-nos.

No sabem què passarà diumenge, encara que no cal ser endeví per pronosticar que no serà fàcil votar. Però justament que serà difícil votar converteix l’1 d’octubre en un d’aquells dies en què no només hi ha en joc els drets nacionals sinó també els drets civils, universals. Tots preferiríem menys victòries morals i més victòries reals, però no podem menystenir que diumenge, en un racó del planeta, hi haurà una societat protegint unes urnes i un estat intentant destruir-les, i la grandesa d’aquest moment, que ens honora, la pot entendre qualsevol persona al món.

Bastant menys honorable és el que va passar ahir a Huelva, amb aquest passadís a la Guàrdia Civil que ve cap a Catalunya. Segur que ja l’han vist, gent cridant “a por ellos”.

M’agradaria dir-los directament alguna cosa.

Ayer vimos esta manifestación jaleando a la Guardia Civil que viene para Catalunya. Les están gritando “a por ellos”. Puestos a ironizar les diría que con esa actitud tan simpática me temo que no van a convencer a muchos catalanes de las bondades de continuar como estamos.

Si me pongo un poco más serio les diré que no sé si se dan cuenta de que cuando gritan “a por ellos”, ustedes mismos están diciendo que hay un “ellos” que no son ustedes, que no son como ustedes, que hay un “ellos” y un “nosotros”. Y no deja de ser curioso que los que proclaman que todos somos “libres e iguales” consideren que no, que “iguales” no, que  hay un “ellos” a los que se puede tratar como una molestia, como ciudadanos de segunda, como extranjeros.

Y finalmente: durante todos los años que todos sufrimos los asesinatos de ETA no vi jamás una manifestación tan airada como ésta gritando “a por ellos”. De dónde sale esa agresividad contra los catalanes cuya única arma es una papeleta de voto? A Catalunya ustedes la conocen bien porque aquí han vivido y viven miles de andaluces que han encontrado en esta tierra su futuro en paz. ¿Se dan cuenta de que miles y miles de hijos y nietos de andaluces quieren votar el domingo y son parte de esos “a por ellos” contra los que ustedes cantan?  Mírenlos, ahí los tienen, estas personas que respiran, aman y sienten como ustedes, estas familias que salen a la calle a manifestarse con alegría y en paz, sin preguntarse qué apellido tienen y de donde vinieron sus familias, son lo que van a encontrar en la calle los guardias civiles que ustedes despedían triunfalmente como si les estuviesen mandando a una misión peligrosísima. En pleno siglo XXI, ¿“a por ellos”? Porque quieren ser consultados sobre su futuro, como pasó en Escocia o en el Quebec, ¿“a por ellos”?

Estoy seguro de que hay mucha gente en España que no comparte esa agresividad, gente que cree que un estado no puede acabar siendo, contra su propia gente, una porra donde pone “a por ellos”.

Més continguts de