La mujer de Mainat da su versión: "Es frío, calculador, vengativo y abusivo"

Ángela Dobrowolski concedió su primera entrevista ayer a Cuatro, donde defendió su inocencia

Desde que hace unas semanas La Vanguardia destapó el supuesto intento de asesinato del productor catalán Josep Maria Mainat por parte de su mujer, Ángela Dobrowolski, el caso ha ocupado enormes franjas horarias en la televisión y mucho espacio en medios digitales. No obstante, no ha sido hasta ahora cuando ella ha dado su versión de los hechos. La madre de los dos hijos más pequeños de Mainat rompió su silencio  en el programa de Cuatro En el punto de mira, donde defendió su inocencia y donde acusó a su todavía marido de "abuso físico y psicológico".

"El yerno dorado"

Con el fulard azul cielo que él se puso para casarse con ella en 2012 sobre los hombros, Dobrowolski relató que llegó a Barcelona con 24 años y que al cabo de poco conoció a Mainat, que enseguida recibió la aprobación de sus padres porque lo consideraron "el yerno dorado". Ahora, sin embargo, todo ha cambiado porque, dijo, de los ocho años de relación "los recuerdos son buenos, pero la actualidad es mala".

"Abuso psicológico y físico"

La alemana de nacimiento afirma que su matrimonio era entre "un hombre rico y poderoso y una mujer joven y guapa, no rica y no poderosa". Un punto de partida que dice que se deterioró cuando empezaron a "perder el contacto". "Lo que siguió fue la distancia, era una relación fría, empezó el abuso y acabó con lo que hay hoy. Abuso psicológico, emocional y también físico, público, con humillaciones... Conocí a una persona que nunca antes en la vida había conocido", señala la berlinesa.

Una infidelidad reconocida

La ex mujer de Mainat también habla de su "infidelidad" para decir que "sí ha cambiado muchas cosas", pero que no cree "que fuera la causa de nuestro problema, sino la consecuencia". "Y el día que salgo de este matrimonio es el día en el que me dice que no me quiere y que se quiere divorciar -explica-. Hoy en día es frío, calculador, controlador, vengativo, abusivo... se me ocurren muchos adjetivos", añade en la entrevista del programa de Cuatro.

'Víctima' de la investigación

"En el atestado hay más de una incoherencia y más de una mentira absurda, como que yo no sabía que el glucómetro tenía memoria. ¿Qué familiar de un diabético se cree esto?", argumenta para defender su inocencia. Dobrowolski, sin embargo, reconoce que la noche que ha sido objeto de la investigación sí se levantó hasta 13 veces. Aún así, lo atribuye a su insomnio, que dice que intentaba calmar comiendo algo dulce para apaciguarlo. De hecho, esta afirmación la deja en mal lugar, puesto que previamente había afirmado que en casa de un diabético no hay azúcar.

La acusada de intento de asesinato se defiende también criticando la investigación que la policía y la justicia han hecho de su caso. "En mi detención ha habido muchos errores, y yo tengo la tendencia a denominar a estos errores favores", critica antes de decir que "la palabra" de su marido "es suficiente para enviarme a mí a la prisión".

Acuerdos prenupciales

En la entrevista, Dobrowolski, de 37 años, afirma llorando que Mainat "rompió todos los acuerdos, no respetó ni uno [de los que habían firmado antes de la boda por si se separaban], pero a él estas leyes no se le aplican", lamenta. Sobre si se casó por interés con el productor, al cual conoció cuando ella "hacía unas prácticas de modelo", dice que no y que "se querían". De hecho, en este sentido añade: "Nunca en nuestra vida en común me enseñó un solo papel con un número exacto de sus ingresos y gastos". "En caso de divorcio yo sabía que no cobraría herencia", sentencia también en la entrevista.

Cita judicial inminente

El productor televisivo declarará este domingo como testigo ante el juez de Barcelona que investiga a su mujer por intento de asesinato. Ángela Dobrowolski también será interrogada, por segunda vez, en calidad de investigada. Según han informado a Efe fuentes jurídicas, el juez ha citado a Mainat a las 10.00 horas para interrogarlo por lo que pasó la noche del 22 al 23 de junio, cuando tuvo que ser ingresado por un coma hipoglucémico que él considera que fue provocado por su mujer a propósito cuando supuestamente le inyectó una sobredosis de insulina mientras dormía.

Después de que declare Mainat, de 72 años, que por su condición de testigo tendrá que responder a todas las partes, lo hará la que todavía es su mujer, a quien el titular del juzgado de instrucción número 32 de Barcelona investiga desde hace meses por el intento de asesinato del productor televisivo. Dobrowolski, de 37 años y que estudia el último curso de medicina, ya declaró ante el juez después de ser detenida por los Mossos d'Esquadra acusada de intentar matar a Mainat. En aquella comparecencia mantuvo que se había limitado a inyectar a su esposo un compuesto vigorizante, porque él se lo pidió para el tratamiento antiedad que sigue desde hace años.

El + vist

El + comentat