Barcelona inicia los trámites para retirar la Medalla de Oro de la Ciudad a Juan Carlos I

El Ayuntamiento cree que las polémicas del emérito "ponen en cuestión su integridad ética"

El Ayuntamiento de Barcelona ya ha iniciado los trámites para retirar la Medalla de Oro de la Ciudad al rey emérito Juan Carlos I, que se tendrá que ratificar en el pleno del 30 de octubre. Revocar este honor se puede hacer si “las personas que son titulares hacen actas o manifestaciones contrarios a los motivos que justificaron la concesión, o que si los hubieran hecho en el tiempo del otorgamiento no lo habrían permitido”, según el reglamento de honores y distinciones, y se considera que las polémicas acumuladas por Juan Carlos I en los últimos años son argumentos de peso para dar este paso.

Así consta en el informe justificativo para la retirada de la medalla, que hace referencia a la participación de incógnito en una cacería de elefantes, especie amenazada, en Botsuana en 2012; la renuncia de Felipe VI en marzo de 2020 a la herencia de su padre y la retirada de la asignación económica al rey emérito, como medida de distanciamiento a cualquier operación económica que pudiera cuestionar la legitimidad y la ética de la Corona, y su marcha de España este verano de manera opaca y su establecimiento en los Emiratos Árabes Unidos, un "régimen totalitario donde está reportada la reclusión arbitraria, tortura, desaparición forzada de personas, y con una legislación que discrimina a las mujeres, criminaliza la homosexualidad y con políticas abusivas y de explotación laboral de las personas migradas", recuerda el Ayuntamiento .

Todo ello "pone en cuestión su integridad ética y moral como ciudadano y como servicio público", así como la "integridad de sus acciones" mientras estaba en el cargo, la "gestión" de los presupuestos que le eran asignados o la "transparencia y coherencia" entre su discurso público y sus actividades privadas. "Estos comportamientos no atienden al principio de ejemplaridad y estímulo para la realización de acciones que comportan un beneficio para la comunidad", cree el consistorio, así que se le retiran los honores municipales.

BComú se abstuvo

Los efectos de la fuga de Juan Carlos I llegaron al pleno del Ayuntamiento de Barcelona a finales de agosto, cuando JxCat y ERC pidieron un pleno extraordinario para debatir sobre esta cuestión y propusieron que el consistorio aprobara una declaración que pedía retirar la Medalla de Oro de la Ciudad al rey emérito y reprobar la gestión del gobierno del Estado en la crisis real, especialmente, por su "colaboración necesaria en la salida" del monarca. El texto se aprobó con los votos a favor de los dos grupos independentistas y con la abstención de Barcelona en Comú –alegaron malestar por la reprobación al gobierno español–. El PSC votó en contra, junto a Ciudadanos y el PP. Los dos regidores de Barcelona pel Canvi, Manuel Valls y Eva Parera, no asistieron al pleno.

Se da el caso de que hace pocos días otra Medalla de Oro de la Ciudad fue noticia, después de que el Ayuntamiento votara a favor de retirar los honores al expresidente del Parlament y de ERC Heribert Barrera. La propuesta la presentó en el pleno Barcelona pel Canvi, que acusó al republicano de ser un "gran xenófobo", y lo argumentó con escritos del propio Barrera en los que aseguraba, por ejemplo, que una Rambla con gente mestiza es peor que una Rambla solo con gente blanca o que en América el coeficiente intelectual de la población negra es inferior al de la blanca. El gobierno de comuns y socialistas apoyó la petición, como también hicieron el PP y Cs, mientras que ERC y Junts per Catalunya se opusieron a revisar el galardón que el Ayuntamiento entregó a Barrera a título póstumo, en 2012. 

El + vist

El + comentat