Borràs da el paso y se postula para ser la candidata de JxCat en las elecciones

La portavoz del partido en el Congreso confirma que buscará el apoyo de la militancia si hay primarias

Era un nombre en las quinielas y ella misma ha decidido confirmarlo. Laura Borràs se ha postulado este jueves como candidata de JxCat a las elecciones en el Parlament. Un paso adelante que llega justo después de la inhabilitación de Quim Torra, del cual tiene el apoyo, y cuando ha arrancado oficiosamente la precampaña de los próximos comicios. La portavoz del partido en el Congreso ha explicado en una entrevista al Huffington Post, publicada este jueves, que "si la militancia lo decide" será la cabeza de lista del nuevo partido de Carles Puigdemont. "Si hay primarias, me presentaré. Y entonces la militancia será quien decida quién la represente", ha afirmado.

Hasta ahora, solo el conseller de Territorio, Damià Calvet, se había posicionado públicamente para ser el cabeza de lista efectivo del espacio postconvergente, que previsiblemente situará al propio Puigdemont en los números uno o dos de la lista. Ante las dificultades de que el expresidente sea investido si gana las elecciones, últimamente también ha ganado bastante terreno el nombre del recientemente nombrado conseller Ramon Tremosa, y ya hace tiempo que también suena el de su compañero en el Govern Jordi Puigneró. Ninguno de los dos, sin embargo, se ha posicionado hasta ahora abiertamente al respecto, como sí lo han hecho Calvet o Borràs. La alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, es otro de los nombres que también aparece en las quinielas.

Borràs ejerció de consellera de Cultura de Torra y forma parte del núcleo más cercano del ya expresidente, a pesar de que después fue designada por Puigdemont como candidata en las últimas generales. La diputada no confirma en la entrevista si ha hablado de su aspiración electoral con ninguno de los dos, pero deja claro que no cree que necesite sus "bendiciones". El aval de Torra a su candidatura y su buena conexión con Waterloo la sitúan en buen lugar, y su nombre es uno de los que más opciones tendría de ser escogido si la decisión queda en manos de la militancia. "Estoy a disposición, y, si la militancia lo decide así, será un orgullo poder ser la candidata", señala.

Marcada por la causa en el Supremo

Pero si después de la generales del 10-N Borràs salía muy reforzada en la carrera interna de cara a las catalanas –JxCat creció en un diputado y recortó distancias con los republicanos–, su esprint quedó frenado por la investigación sobre las supuestas irregularidades contables que habría cometido cuando estaba al frente de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC). La Sindicatura de Cuentas certificó a principios de mayo que durante el periodo 2016-2018 la institución que dirigía Borràs adjudicó irregularmente dieciocho contratos a Isaías Herrero, que hacía trabajo informático en la ILC.

La ahora diputada siempre ha negado la mayor y, después de que el Congreso aprobara el suplicatorio para retirarle la inmunidad, en julio se negó a declarar ante el alto tribunal. Este jueves insiste en que hay una "motivación política" en la causa. "Tengo la conciencia tranquila y seguiré adelante. No tengo problemas con la justicia; la justicia quiere tener problemas conmigo y creármelos", añade.

A la espera de cómo evoluciona el flanco judicial, también está por ver cómo se desarrolla la ponencia organizativa de JxCat que se aprobará este sábado cuando culminará el proceso congresual del nuevo partido. Por ahora tan solo detalla que todos los militantes de JxCat "tienen el derecho de elegir y ser elegidos" para cargos de responsabilidad de partido y en las instituciones a través de primarias. Los detalles de este proceso se tendrán que precisar en un reglamento que tendrá que aprobar la dirección en los próximos días o semanas y, posteriormente, ratificar el consejo nacional. Se podría dar el caso, por ejemplo, de que en primarias solo se escogiera al cabeza de lista –y no otras lugares de salida– y que esta posición quedara reservada para Puigdemont, cosa que eliminaría el margen para votar el nombre de la candidatura efectiva.

Borràs cuenta con un perfil potente dentro del independentismo que podría ayudar a JxCat en la pugna con ERC para liderar el Procés -"Veremos cuál es la estrategia de ERC. La nuestra es inequívocamente independentista. Si alguien pretende pactar con partidos que no son independentistas, no es para que avance el camino hacia la independencia", dispara en la entrevista-, pero su falta de experiencia en el campo de la gestión en un momento como el actual -con la pandemia condicionándolo todo- podría jugar a favor de los aspirantes de JxCat con más trayectoria y bagaje en la administración.

image-alt

Per saber-ne més

El + vist

El + comentat