El 18º de Brumario de Carles Puigdemont

El presidente de la Generalitat ha asumido todos los poderes como Luis Bonaparte el 1851

"Para nosotros no es suficiente y para sus partidarios resulta insuficiente", apuntó anoche una fuente próxima al gobierno de Rajoy, después de que Carles Puigdemont propusiera "suspender unas  semanas la declaración de independencia para entrar en una etapa de diálogo”. 

Puigdemont ha asumido de facto todos los poderes. Ha dado por buenos los resultados del referéndum -cosa que correspondía a las Sindicaturas Electorales, disueltas por renuncia de sus miembros multados por el Tribunal Constitucional-, ha anunciado que de acuerdo con la ley de referéndum (articulo 4) el triunfo del sí convierte a Cataluña en estado independiente bajo la forma de república y ha resuelto suspender loa efectos de ese hecho por unas semanas. Ello quiere decir que la ley de transitoriedad, que debía entrar en vigor nada más declarado el Estado independiente, ha quedado suspendida en su aplicación. 

¿Quién lo ha decidido? El presidente Puigdemont. Por tanto, se arroga, además de los ejecutivos, poderes legislativos. Puigdemont ha ensayado así una especie de golpe al estilo de Luis Bonaparte el 2 de diciembre de 1851 en París. Ha nacido, pues, el 'bonapartismo puigdemontista'.

La suspensión de los efectos de la ley de transitoriedad en "unas semanas" -es decir, de la vigencia del estado independiente- le ha permitido mostrar ante las instituciones europeas que él no adopta posiciones "irreversibles" y bajo la bandera del diálogo poner en jaque a Mariano Rajoy a la hora de adoptar el articulo 155 de la Constitución.

Sin embargo, Rajoy, según ya informamos en el ARA, contemplaba exactamente una declaración diferida como una de las alternativas. Y, por tanto, tenia la posición de ir igualmente hacia la aplicación del 155. Habrá que ver si sigue por ese camino dando la espalda a lo que en el gobierno se considera un 'gámbito' con trampa de Puigdemont.

El 155 empieza por un requerimiento de Rajoy a Puigdemont para que retorne al ordenamiento constitucional en un plazo de 24 horas, por ejemplo. Si la respuesta es negativa, Rajoy llevaría un decreto-ley al Senado para pedir el debate del 155. Tendrá que exponer las "medidas necesarias" que propone para someter a la cámara.

No parece que se suspenda la autonomía sino que el gobierno de Rajoy asumirá ciertas funciones: orden público, economía y otras. Tampoco está claro si se suspenderá o cesará al Govern. La alternativa es dejarlo como un órgano administrativo y que el gobierno de Rajoy confie a determinados altos cargos las funciones que resuelva asumir. Este miércoles se ha convocado un consejo de ministros extraordinario y saldremos de dudas.

La apelación a la mediación por parte del presidente de la Generalitat, según fuentes consultadas, se refiere a múltiples contactos mantenidos en los últimos días. Una de las personalidades contactadas ha sido el ex primer ministro del Reino Unido David Cameron, que autorizó el referéndum de Escocia en 2014. Sin embargo, aparte de buenas palabras, Cameron no ha asumido compromiso alguno con la Generalitat.

Más contenidos de

El + vist

El + comentat