La Cambra de Comerç augura el peor escenario de crisis en 2020

Tanto el ente como el BBVA confirman que el próximo año no se recuperará el terreno perdido

Los peores augurios de la Cambra de Comerç de Barcelona sobre la evolución de la economía están a punto de cumplirse. La entidad empresarial ha estimado que la economía catalana se desplomará este 2020 un 12,7% histórico, una cifra que entra dentro de los peores escenarios previstos hace sólo tres meses.

En julio el servicio de estudios de la Cambra situó la caída del PIB catalán en un rango entre el 10,3% y el 13% en el caso de rebrotes grandes, por lo cual el 12,7% que acota ahora es bastante más cercano al escenario más adverso que al más optimista. No obstante, la tasa de paro será del 17,5% el 2020 y bajará hasta el 13,6% el 2021, todavía por encima del 11% del año pasado.

A pesar del fuerte batacazo económico que sufrirá Catalunya, el presidente de la Cambra, Joan Canadell, ha querido poner "una nota de optimismo", ya que la economía recuperará una parte del terreno perdido en 2021, con un crecimiento del 6,7%, que puede ser superior si se añaden los 31.700 millones en fondos provenientes de la Unión Europea para la recuperación y si se moviliza una parte del ahorro de las familias, que el informe cifra en 12.000 millones. 

Las razones por las cuales el PIB se desplomará un 12,7% –según la Cambra– son diversas. La primera es precisamente que el consumo familiar caerá un 11,1%, de acuerdo con las estimaciones, con el consiguiente impacto negativo sobre la actividad empresarial, que sufrirá una caída de ventas. Las familias están reduciendo el gasto por dos razones: en primer lugar, porque en muchos hogares entran menos ingresos –porque tienen miembros en el paro o en ERTE– y, en segundo lugar, porque se han visto obligados a consumir menos por culpa de los confinamientos, puesto que muchos comercios estuvieron cerrados durante semanas. "Hay familias que no han podido consumir porque no han podido. Es este consumo el que se tiene que incentivar", ha asegurado Joan Ramon Rovira, jefe del servicio de estudios de la Cambra.

Esta reducción drástica del consumo privado no se compensará con el consumo público. El gasto de las administraciones subirá un 4,3% en 2020, pero no lo bastante para compensar la falta de gasto de las familias. La mala coyuntura y las perspectivas inciertas también afectarán la inversión de las empresas, que puede llegar a bajar un 17,3%.

Pinchazo del turismo

La segunda causa de la caída económica es la mala temporada turística de este verano, que ha dejado tocado uno de los principales motores de la economía catalana en la época del año donde acumula gran parte de sus ingresos. De hecho, los indicadores de confianza en sectores como la hostelería y el transporte, muy dependientes de la llegada de turistas, sufrieron fuertes caídas desde el estallido de la pandemia, a pesar de recuperarse de cara al cuarto trimestre del año.

Canadell ha afirmado que las administraciones tienen que realizar el máximo esfuerzo en conseguir recuperar todo el turismo que se pueda en los próximos meses, una vez la pandemia esté plenamente controlada (con una vacuna o mejores tratamientos). "Tenemos que recuperar todo lo que podamos –ha dicho–. Ya habrá tiempo más adelante de debatir sobre si [el turismo] tiene unos costes" para la ciudad de Barcelona y el conjunto del país.

En este sentido, Canadell cree que "más vale pasarse de éxito" y que se tendrían que estudiar el uso de inteligencia artificial para "modelar el llamamiento al turismo" y "redistribuir el turismo a otros lugares del país" para reducir la presión sobre las regiones donde se concentra actualmente, como Barcelona y algunos municipios de la costa.

Finalmente, la mala situación de la economía mundial también se ha notado en las exportaciones, que según los pronósticos de la Cambra, se reducirán un 21,6%, mientras que las importaciones caerán un 16,5%.

El BBVA prevé una recuperación larga

Por su parte, el departamento de investigación del BBVA también ha publicado sus estimaciones macroeconómicas, en este caso para la economía española. El banco ha fijado su pronóstico de caída del PIB español en un 11,5% para el 2020, con una recuperación del 6% el año siguiente, un punto inferior al previsto hace algunos meses. Esto quiere decir que prevé una recuperación más lenta de la esperada cuando se levantaron las medidas de confinamiento en el conjunto de la UE.

103 millones de euros en ayudas para la restauración

La Cámara ha cifrado en unos 103 millones de euros la ayuda que la Generalitat tendría que dar al sector de la restauración para compensarles por el cierre de dos semanas de bares y restaurantes decretado estos días. Inicialmente, el Govern prometió 40 millones "ampliables" a cifras superiores, según el vicepresidente Pere Aragonès, una cantidad que el ente empresarial considera insuficiente. La Cámara considera que las ventas de los negocios afectados directamente por la medida caerán 343 millones de euros, a los cuales hay que añadir 196 millones más en facturación perdida en otros sectores afectados indirectamente. En total, pues, una pérdida de 539 millones en facturación para las empresas. Así mismo, el cierre de los locales reducirá en 233 millones el consumo familiar y de empresas en este campo, a los cuales hay que añadir 133 millones más de gasto indirecto.

La restauración espera pérdidas millonarias por las nuevas restricciones

Para paliar este golpe, la Cámara cree que la Generalitat tendría que incrementar el apoyo al sector hasta los 103 millones: 32 millones para compensar pérdidas y 72 millones para hacer frente a pagos de servicios externos, como por ejemplo agua, gas y luz de los locales, alquileres, seguros, servicios bancarios y otros. Además, cree que los ayuntamientos tendrían que colaborar con la aprobación de exenciones de tasas municipales, por ejemplo el IBI, por un valor total de 2,5 millones. Si a estas ayudas públicas se añaden 125 millones que el sector se ahorrará en materia de salarios gracias a los ERTO, el sector recibiría unos 333 millones de euros que casi compensarían la caída de facturación prevista de 343 millones.

El + vist

El + comentat