Carta de una profesora: "Mis alumnos me han ayudado a recordar por qué me hice profesora"

Ariadna Santaeulària i Pérez, Escola Institució Montserrat

Después de la sacudida que ha significado esta pandemia en el campo de la educación, de los múltiples decretos y currículums y del bajo presupuesto del que disponemos para sacar adelante nuestro trabajo con garantías, me llega vuestra propuesta bajo el lema Nos gusta la escuela. De entrada, creí que era agradable que alguien hubiera pensado en nosotros, las escuelas, para tratar de levantar los ánimos de los docentes y de los alumnos después de un durísimo tercer trimestre y de un incierto y estresante inicio de curso.

Pero claro, yo soy profesora de secundaria y mi etapa, que ciertamente es apasionante, se aleja bastante del profesor idealizado de infantil o primaria, puesto que tiene como protagonistas a los adolescentes, un grupo de jóvenes que se definen por ser muy críticos, sobre todo con el adulto (y más si este es profesor) y también con la escuela entendida como tal y “obligatoria”. De manera que, de entrada, fui un poco escéptica y pensé que no se animarían a hacerlo, pero el resultado realmente me ha sorprendido. Sus dibujos y sus palabras me han alimentado el alma, huérfana últimamente, y me han recordado por qué me convertí en profesora.

Ha sido muy gratificante leer sus palabras u observar con detenimiento las imágenes que habían creado. Vivir cómo se me acercaban y me decían que las revisara o los ayudara a encontrar una idea, un verbo, un adjetivo... Reconozco que he medio llorado en algunas ocasiones, que lo he hecho incluso en el aula, acompañada de los autores y autoras, con la emoción a flor de piel. Y que también lo hice este viernes, fruto de la iniciativa de una alumna, que a pesar de que ya me había escrito su carta me propuso de hacer una nueva. Cuando la acabó, la estuvimos revisando conjuntamente y me dijo: “¿Qué te parece si se la mando a todos los profesores?” Me pareció una cosa fantástica. Nos íbamos a casa encarando un fin de semana complicado, conscientes de las nuevas medidas que la Generalitat implantaba para tratar de parar este maldito virus, pero con un e-mail en nuestro buzón que al leerlo nos llenaría de energía para, el lunes, volver a las aulas a hacer eso que sabemos hacer: formar a personas. 

El + vist

El + comentat