Caso BBVA: la estrategia de la araña

Los fiscales y el juez tejen la tela para cazar a Francisco González

Francisco González es el objetivo de la estrategia. Es él quien como presidente del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) tejió, a través del entonces comisario en activo José Manuel Villarejo, una red para espiar a diestro y siniestro, que duró entre 2004 y 2017. Ahora son los fiscales Ignacio Stampa y Miguel Serrano junto al juez Manuel García-Castellón, titular del juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, quienes están tejiendo la tela para cazar a González.

En lugar de citarle en las primeras diligencias de investigación a declarar en calidad de imputado, la tela ha comenzado a anudarse por abajo. Por ocho directivos, entre quienes destacan por su mayor peso y responsabilidad, Ángel Cano, consejero delegado durante parte importante del mandato de González, y el excomisario general de Policía Judicial, Julio Corrochano, responsable de Seguridad de la entidad y puente entre Villarejo y González. Y ahora ha tocado el turno a la entidad como tal, con la imputación del BBVA como entidad jurídica.

Y la situación de Carlos Torres, presidente del BBVA, ¿qué derroteros seguirá?

Torres sustituyó a Ángel Cano en mayo de 2015 en el puesto de consejero delegado. Y Francisco González intentó dejar todo atado y bien atado al anunciar, en septiembre de 2018, su jubilación con el nombramiento de Torres como presidente a partir del 31 de diciembre de 2018.

La estrategia de la araña está en marcha y tiene largo recorrido.

Más contenidos de

El + vist

El + comentat