Catalá desvela sin complejos que el fiscal general le informó sobre la reunión de La Haya

El fiscal Fidel Cadena se reunió con el fiscal enviado desde Schleswig-Holstein

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, no ha tenido ninguna cautela este viernes en informar que había hablado con el fiscal general del Estado, Julián Sánchez-Melgar, quien le había manifestado, a preguntas suyas, que la reunión entre el fiscal español y el alemán “ha ido bien, que había sido una buena reunión de trabajo”.

Catalá ha explicado en una entrevista con Onda Cero: “Simplemente tengo un comentario del fiscal general del Estado al que pregunté cómo han ido las cosas y me dijo que ha ido bien, que había habido una buena reunión de trabajo”.

Y ha dicho más: “Parece razonable que el Tribunal Supremo español tras meses de investigación llegue a unas conclusiones, se le pueda aportar una información al tribunal alemán para que resuelva lo oportuno y conveniente, pero con toda la información”.

Fidel Cadena Serrano, fiscal de sala y fiscal jefe de una de las salas de lo Penal del Tribunal Supremo, fue enviado a La Haya por el fiscal general del Estado para mantener contacto con el fiscal alemán de la Oficina del Fiscal de Schleswig-Holstein. Cadena es uno de los cuatro – junto con Jaime Moreno, Consuelo Madrigal y Javier Zaragoza- que llevan adelante con el magistrado instructor Pablo Llarena la investigación de la causa de rebelión y malversación.

La Fiscalía española ha propuesto aportar por el canal de la Fiscalía de Schleswig información que considera relevante sobre los hechos de violencia del 1 de octubre -que en los 19 folios de la versión alemana de la euroorden enviada por el magistrado Pablo Llarena son presentados de manera atropellada y confusa-, lo que será formalizado en próximas fechas.

Esta es la primera reunión –realizada en la sede de Eurojust, el órgano europeo de cooperación judicial- y según fuentes consultadas por ARA no será la última.

La Fiscalía del Supremo ha estado trabajando en un proyecto de ampliación de la euroorden en la que se contemplaría incluir el delito de conspiración (equivalente al del 83 del código penal alemán) y el de sedición (que intenta encajar en el 89 de acción anticonstitucional del código penal alemán).

Pero no hay decisión adoptada sobre este curso de acción, quizá a la espera de lo que pueda hacer antes la Fiscalía de Schleswig-Holstein para replantear el delito de rebelión, desestimado de entrada. La Fiscalía alemana ha transmitido que será muy difícil lograr ese replanteamiento.

Es lo que sostiene la defensa alemana de Carles Puigdemont. Una fuente consultada por ARA señala que la Audiencia Territorial analizó los hechos en profundidad. Y sobre la base de ellos consideró que en el código penal alemán el único delito que podría ser similar era el de alta traición (artículos 81 y 82).

“La batalla ya se centra en malversación. Aquí concentraremos nuestras pruebas. Y también en la persecución política”, dijo la fuente.

Etiquetes

Más contenidos de