Colau tramita la congelación de impuestos entre críticas de la oposición

El Ayuntamiento de Barcelona quiere mantener la rebaja del 75% de la tasa de las terrazas en 2021

El gobierno municipal de Ada Colau empezará solo la tramitación de la congelación de los impuestos y las tasas en la ciudad para el año que viene. Esta tarde, la comisión que tenía que dar el visto bueno a la propuesta de las ordenanzas fiscales para el año que viene se ha cerrado con los únicos votos a favor del gobierno de los comunes y PSC. Aún así, los grupos municipales de ERC y JxCat han allanado el camino de este primer trámite, puesto que han hecho una reserva de voto hasta el día del pleno, mientras que Ciudadanos, el PP y Barcelona pel Canvi han votado en contra.

Así, el objetivo de Colau de congelar los impuestos y las tasas para el año que viene y mantener la reducción del 75% de la tasa a las terrazas –para ayudar al sector de la restauración, uno de los más tocados por la crisis– ha parecido insuficiente al resto de grupos, que han acusado al consistorio "de falta de imaginación y de trabajo". Ciudadanos y el PP han criticado duramente que el equipo de Colau no se plantee recortar más impuestos y tasas (más allá de la reducción a las terrazas) para "aligerar la carga a los ciudadanos y comercios".

"Después del golpe de sable importantísimo, de la estocada que dieron a los autónomos, empresarios y ciudadanos con las subidas fiscales del año pasado, ahora pretenden mantener esta carga congelada a pesar de que la situación es muy diferente", ha recriminado el representante de Ciudadanos, Francisco Sierra. Desde el PP, Josep Bou también se ha alineado con esta crítica. Más conciliador ha sido el grupo de ERC, que ha asegurado que, a pesar de que hay que repensar todo el sistema fiscal, están de acuerdo con "el continuismo " de la congelación. Por su parte, al igual que ERC, la portavoz de JxCat, Elsa Artadi, también ha emplazado el voto de su grupo hasta el próximo pleno pero ha criticado duramente lo que ha calificado como "poco trabajo" del gobierno con las ordenanzas. 

Hasta 70 millones menos de ingresos

El equipo de Colau, pues, tiene el camino abierto para iniciar la tramitación, pero todavía tiene mucho a consensuar con el resto de grupos si finalmente quiere aprobar su propuesta de congelación. Aparte de reducir la tasa de las terrazas, las ordenanzas prevén pocos cambios más: la incorporación de una tasa para las empresas de patinetes eléctricos de uso compartido –que el Ayuntamiento ya aplica a las compañías de bicis y motos eléctricas de uso compartido– y la activación de una tasa de 2,50 euros para los estacionamientos de los buses turísticos.

Mantener los impuestos congelados representa, según los datos del mismo consistorio, una bajada de ingresos de entre 60 y 70 millones de euros para el año que viene. Esto después de que –lejos de crecer– la parada económica de este 2020 haya provocado una bajada de 183,7 millones respecto al que se había previsto y aprobado a finales del año pasado. Solo la rebaja de la tasa de terrazas ya supone una caída de ingresos de casi 13 millones de euros.

El + vist

El + comentat