"Es el momento de que los occidentales tengan menos hijos"

La filósofa Marta Tafalla habla de ecofeminismo en los Diàlegs de Pedralbes, organizados por el ARA

Lección de filosofía aplicada en plena tarde de pandemia. El coronavirus ha evidenciado la fragilidad de la naturaleza ante una civilización que con el lema "consume mucho y rápido" ha llevado al planeta al límite, pasando por encima de los colectivos más vulnerables. Es un buen resumen de contra qué lucha el ecofeminismo, un neologismo que ya ha cumplido 40 años y que plantea la interconexión entre naturaleza y mujeres partiendo de la base de que la una y las otras sufren la misma opresión y del mismo opresor. La profesora de filosofía de la UAB Marta Tafalla ha intentado explicar qué es el ecofeminismo en la segunda jornada de los Diàlegs de Pedralbes, coorganizados por el diario ARA, moderados por Antoni Bassas y dirigidos por Daniel Gamper. Sin tapujos, Tafalla dice que el movimiento pone en valor mujeres y naturaleza, como dos sujetos "despreciados" y maltratados históricamente a base de discursos ideados por "hombres blancos y occidentales", hasta el punto de que el machismo o la destrucción del medio ambiente se han asumido casi como una ley natural, a pesar de que en los últimos años la conciencia ambiental y el feminismo han conseguido hacer tambalear estructuras arcaicas.

No es, sin embargo, un movimiento utópico ni contemplativo sino que "las ecofeministas tienen esta cosa de hablar de cómo repensar la vida cotidiana con discursos profundos", reflexiona la filósofa Tafalla. Los cambios son vivir en equilibrio, de tú a tú con los otros animales y la naturaleza, y reivindicando la importancia de los trabajos de cuidados, que a pesar de que son indispensables son los menos valorados socialmente y económicamente. Aquí Tafalla ha lanzado la idea más provocadora: con una sobrepoblación humana (solo el 4% de mamíferos son salvajes, ha dicho) que actúa como una plaga para el planeta, quizás es el momento de "reducir voluntariamente la población y tener menos hijos". Y son los occidentales los que tendrían que hacer este sacrificio porque, ha afirmado, son los que "tienen menos posibilidades de sobrevivir" con un cambio climático acelerado. Y ha dejado una recomendación: "Leed a escritoras africanas, asiáticas, ecofeministas, diferentes, porque ayudan a cuestionar los prejuicios".

El + vist

El + comentat