La Fiscalía pedirá el archivo de la pieza reabierta para imputar a Corinna

El juez sigue empeñado en interrogarla después del 28 de septiembre

La Fiscalía Anticorrupción solicitará el archivo de la recientemente reabierta causa por la cual el juez Manuel García-Castellón imputó el pasado 27 de julio a Corinna zu Sayn-Wittgenstein en relación con el encargo de un trabajo de espionaje de su empleada doméstica por parte del excomisario José Villarejo.    

La decisión de la Fiscalía se basa en un informe de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía aportado al juzgado que vacía de contenido la llamada  pieza Carol - del  caso Tándem-Villarejo - cuya reapertura dispuso el juez el pasado 27 de julio. 

La citada unidad, tras realizar consultas con la Unidad de Informática y Comunicaciones, confirma que no se ha encontrado actividad  alguna de Villarejo en relación con un encargo que le habría hecho Corinna de espiar a su empleada doméstica en Londres Noelia Muñoz por presunta deslealtad. 

No existe, por tanto, ni constancia documental ni actividad alguna en relación con un comentario extraído de una conversación entre Corinna y Villarejo en octubre de 2016, en Londres, cuando el comisario ya se había jubilado, sobre filtraciones que pudiera haber hecho Noelia Muñoz. 

El juez García-Castellón, empero, sigue adelante en su intento de tomar declaración a la examante de Juan Carlos I, pese al informe de la policía. 

El juez ha suspendido la declaración de Corinna por videoconferencia, prevista para el 28 de septiembre, ante la oposición de los fiscales, quienes recurrieron su decisión de hacer la diligencia desde la embajada española en Londres y puntualizaron que se debía realizar en una institución judicial británica. 

Ahora ha enviado la preceptiva orden europea de investigación para realizar la diligencia cuando lo dispongan las autoridades judiciales británicas. El juez se propone viajar a Londres y tomar personalmente declaración a Corinna. 

Fuentes judiciales señalaron a ARA su sorpresa porque dicha decisión tuvo lugar después de recibirse en el juzgado central de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, el citado informe policial que cuestiona de facto el motivo por el cual García Castellón ha imputado a Corinna, al expresidente de Telefónica Juan Villalonga, Villarejo y a su socio Rafael Redondo. 

Las fuentes judiciales señalan que este fue un pretexto utilizado por el juez, que quería reabrir a toda costa una pieza sobre los audios de Corinna y Villarejo, filtrados en julio de 2018, archivada provisionalmente en septiembre de 2018. 

La Fiscalía Anticorrupción prepara, según fuentes consultadas por ARA, un escrito para solicitar al juez el archivo de la pieza reabierta el pasado 27 de julio, sobre la base del informe de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía.