Forn recuerda al juez Llarena que ya anticipó que renunciaría

Nuevo escrito al magistrado instructor sobre su razones para dejar el acta de diputado

Joaquím Forn, que renunció con fecha 22 de enero a su acta de diputado ha elevado esta mañana, a través de su defensa, un nuevo escrito al magistrado instructor, Pablo Llarena.

Recuerda Forn que fiel a su posición de que el independentismo debe desarrollarse por los cauces “constitucional y legalmente previstos” ya advirtió en su declaración del pasado 11 de enero  “que renunciaría a su condición de parlamentario autonómico si advirtiere un escenario de conflicto político y jurídico distante y ajeno a esa su voluntad”. 

Forn afirma que estando en prisión provisional y la delegación de voto “dificulta tener control de su voluntad política de respeto a la legalidad y al marco constitucional y asegurar el cumplimiento del compromiso adquirido y la conducción final de sus decisiones” tanto en lo que se refiere a los “debates internos de su partido como los que se produzcan en el Parlament”.

El escrito recuerda que el el auto del magistrado Llarena del 4 de diciembre de 2017 que acordaba mantener la prisión “fundamentaba también la decisión en la mayor lesividad que supondría una posible reiteración de actos delictivos por parte de quienes puedan asumir concretos cargos en el marco del juicio de pronóstico de reiteración”.

En base a ello, señala el escrito,  “el abandono de la política autonómica por parte de nuestro representado entendemos dinamita, o cuanto menos, atempera hasta la inanidad, ese riesgo de reiteración delictiva atribuible a Joaquín Forn".

Añade que “la renuncia a su acta de diputado y su firme decisión de no ostentar cargo alguno de conseller, ni del Departament de lnterior ni de ninguna otra consellería, en el futuro Govern, voluntad que reiteramos en su nombre, de modo solemne y siguiendo expresas instrucciones, lleva aparejada la irrevocable decisión de apartarse de la política autonómica”.

La defensa insiste al finalizar que Forn ya nada tiene que ver con lo que se haga desde el futuro Govern de la Generalitat.

“La responsabilidad penal de Joaquím Forn se elucidará y determinará en el acto del juicio oral, pero su concreta situación de ajenidad en relación al futuro Govern que se conforme y la línea política que se emprenda conduce a que desaparezcan los motivos que actualmente lo mantienen en prisión provisional. Perece así la necesidad misma de la gravosa medida”.

Fuentes próximas al exconsejero señalan que otra de las razones que le han conducido a renunciar al escaño ha sido la ausencia total de indicios sobre el plan de Carles Puigdemont. Ha preguntado Forn a través de emisarios a Bruselas por ese plan, pero no ha conseguido respuestas. Forn no cree que sea procedente después de todo lo ocurrido la investidura de un presidente que no pueda ejercer como tal.

La Fiscalía del Supremo, que ya ha elevado informe contra la libertad solicitada por Forn. ha tomado nota esta mañana del escrito manuscrito de renuncia de Forn dirigido al Parlament. Fuentes consultadas dijeron que supone un hecho relevante a tener en cuenta. El magistrado Llarena tiene pendiente dictar su resolución sobre la libertad de Forn y de Jordi Sánchez en los próximos días.