El fiscal General Maza intenta una purga en la jefatura de cinco fiscalías

Para consumar estas renovaciones el fiscal general del Estado necesita como punto de partida el apoyo de los miembros natos del Consejo Fiscal, los llamados institucionales

 

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, intenta consumar el cambio en la jefatura de cinco fiscalías en el cónclave de día y medio del Consejo Fiscal citado para los próximos días miércoles 22 y la mañana del jueves 23 de febrero: la Fiscalía Anticorrupción; Audiencia Nacional; en los Tribunales Superiores de Justicia de Murcia y País Vasco y la Fiscalía Coordinadora de Medio Ambiente y Urbanismo. El Consejo es el órgano que asiste al fiscal general del Estado, aunque sus decisiones no son vinculantes.

Maza viene diseñando el plan de “renovación”, una operación para controlar las citadas fiscalías, desde hace más de un mes y su objetivo era proceder a cambios en bloque para lo cual había citado a una deliberación del Consejo Fiscal de día y medio.

Fuentes jurídicas y judiciales señalaron ayer a ARA que Maza encara esta reunión en su peor momento. La semana pasado tuvo lugar  una filtración desde la Fiscalía General del Estado de una consulta reservada sobre la situación procesal del presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, a la sazón imputado ayer por el caso Auditorio; también se conoció la orden impartida en diciembre pasado al fiscal del Tribunal Superior de Justicia La Rioja para que no continuara en la causa por presunta prevaricación urbanística del ex presidente de dicha Comunidad, Pedro Sanz, a raíz de la situación legal de un chalé construido en suelo no urbanizable.

El candidato de Maza para ocupar la vacante de la Fiscalía Anticorrupción que dejó el fiscal Antonio Salinas después de 13 años al frente de la misma no es ninguno de los seis aspirantes miembros de la dicha fiscalía que se presentaron al concurso y que formaban parte del equipo de Salinas. El fiscal general del Estado quiere a un fiscal que abra una nueva etapa alejado de lo que ha sido la dinámica de estos años. Una dinámica que, según había denunciado el entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz,  ha afectado especialmente a casos de corrupción del Partido Popular.

Por ello, conociendo la idea de Maza, el fiscal Manuel Moix, actualmente en la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Supremo, se presentó al concurso. Moix fue fiscal jefe de la Fiscalía de Madrid y más tarde, fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Uno de los aspirantes naturales a sustituir a Salinas era Alejandro Luzón, que procede de la etapa de Carlos Jiménez Villarejo, el primer fiscal jefe, pero Maza le ha nombrado teniente fiscal de la secretaría técnica de la Fiscalía General del Estado.

La otra fiscalía relevante es la de la Audiencia Nacional. Maza también prefería una cara nueva, un hombre de su confianza, en la persona de Luis Rueda, que es fiscal jefe del Tribunal de Cuentas, para sustituir a Javier Zaragoza.

Para consumar estas renovaciones el fiscal general del Estado necesita como punto de partida el apoyo de los miembros natos del Consejo Fiscal, los llamados institucionales, que son el teniente fiscal, Luis Navajas, y el fiscal de sala inspector, Fausto José Cartagena.

Se da la circunstancia de que en el caso de la Audiencia Nacional, tanto Navajas como Cartagena se han decantado por apoyar la renovación de Javier Zaragoza. A los dos institucionales se unen otros tres fiscales enrolados en la Unión Progresista de Fiscales (UPF). La Asociación de Fiscales, de carácter conservador, apoya a su vez al teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Jesús Alonso.

Maza también quiere cambiar al fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, Manuel López Bernal, que lleva once años en el cargo. Mal momento para hacerlo precisamente tras la imputación del presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. Asimismo, el fiscal general quiere sustituir a Juan Calparsoro, fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, por Carmen Adán, fiscal provincial de la Audiencia de Vizcaya.

 

    Y por último, no por ello menos importante, el cambio que impulsa el fiscal general del Estado llegaría a la Fiscalía del Medio Ambiente y Urbanismo, que dirige desde 2006 el fiscal Antonio Vercher.

El + vist

El + comentat