LITERATURA

Junqueras: "No quiero que me priven de educar a mis hijos"

Se publican los cuentos que el político escribe a sus hijos

"Tal vez vuestro padre no podrá ver cómo aprendéis a leer o escribir. Pero aprenderéis junto a mucha gente que amorosamente compensará esta ausencia. De tal manera que, Lluc y Joana, un día podréis leer esta carta, que vuestro padre os escribe ahora, después de haber estado con vosotros dos horas. Sólo dos horas", escribió Oriol Junqueras desde la prisión de Estremera el 7 de diciembre de 2017. El ex vicepresidente catalán escribe prácticamente a diario a sus hijos, ya sea notas breves o cuatro o cinco páginas. "No quiero que me priven de educar a mis hijos, de sentirme cerca de ellos", explicó el político al ARA. "Siempre se ha preocupado mucho por su educación y se ha implicado, y ahora lo intenta hacer desde la prisión", dice el editor de 'Sapiens' Jordi Creus, que ha reunido una parte de los escritos en un libro: 'Estimats Lluc i Joana. Contes des de la presó' ('Queridos Lluc y Joana. Cuentos desde la prisión'). "Todo el mundo ha participado de manera altruista, desde los ilustradores hasta los correctores, y nosotros lo regalamos a los 10.000 suscriptores de la revista", dice Creus.

Fue la mujer de Junqueras, Neus Bramona, quien hizo llegar a Creus los escritos a través de los cuales el ex vicepresidente se acerca emocionalmente a sus hijos, que tenían dos y cinco años cuando entró en prisión y que ahora ya tienen tres y seis. La distancia física puede ser muy dura: "Os quiero mucho, Lluc y Joana, a pesar de la distancia y las escasas dos horas de visita al mes", escribe. Les interpela, y les explica muchas cosas sobre los romanos, sobre cómo se producen los eclipses, la historia del Universo, y da indicaciones para hacer experimentos. Nunca habla de política ni de la vida en prisión. Por ejemplo, propone a sus hijos que hagan llover en la cocina de casa y los guía desde la distancia. Habla mucho de la China, porque es un país que apasiona a Lluc. "Soy feliz de poder compartir con ellos cuentos, leyendas, historias y conocimiento", dice Junqueras. Él mismo ha participado en la selección de los textos: "Al principio se los enviaba por carta certificada y me respondía con anotaciones en los márgenes", explica Creus. "Después lo hicimos a través de los abogados y nos reunimos para hacer las últimas correcciones". Junqueras le dijo a Creus que quería dedicar el libro a todos los presos y exiliados y a sus hijos. En 'El principio de todo', Junqueras menciona a Elda y Noah, los hijos de Raül Romeva, porque "a ellos también les gusta mirar el cielo con su padre". Otra petición de Junqueras fue incluir la poesía que cierra el libro.  “Encara que ara sembli / que un oceà separa les nostres platges, / un dia em veureu tornar / sobre un pont d’històries i de contes / que us hauré explicat. / Aleshores, Lluc i Joana, una infinitat d’abraçades / consolarà la llarga absència / i les nostres ànimes, ara ja tan fortes, / no permetran / que cap petitesa els robi mai el somriure” ("Aunque ahora parezca / que un océano separa nuestras playas, / un día me veréis volver / sobre un puente de historias y de cuentos / que os habré explicado. / Entonces, Lluc y Joana, un sinfín de abrazos / consolará la larga ausencia / y nuestras almas, ahora ya tan fuertes, / no permitirán / que ninguna pequeñez les robe la sonrisa")

Junqueras fue uno de los primeros colaboradores de la revista 'Sapiens'. Ahora, desde la cárcel, vuelve a escribir cada mes un artículo.

Más contenidos de

El + vist

El + comentat