SERIE VENEZUELA (2/10)

Los diarios de Venezuela cierran por falta de papel

El gobierno, el único importador, dificulta la adquisición a los medios críticos

"El gobierno ha rehabilitado el centro de salud Cipriano Yerena de Caracas para continuar facilitando al pueblo una sanidad gratuita de calidad", afirma el periodista que presenta el informativo de la noche del canal público Venezolana Televisión. Es una de las noticias estelares del día, además de que el ejecutivo de Nicolás Maduro ampliará el plan de vacunación nacional y ofrecerá nuevas becas a los estudiantes.

El próximo domingo, día 20, se celebran elecciones presidenciales en Venezuela y, a pocos días para la cita electoral, las noticias positivas sobre el gobierno se multiplican en la cadena estatal, cuyos informativos no tienen nada que envidiar al antiguo No-Do de la España franquista. Son sumamente aburridos y Nicolás Maduro es presentado constantemente como el salvador de la patria. "¡Estamos aquí para hacer una revolución de verdad!", es uno de los lemas de la cadena, que repite hasta la saciedad.

En el resto de medios de comunicación tradicionales de Venezuela la información crítica sobre el gobierno también es escasa, a pesar de que en la calle la queja se ha convertido en el pan de cada día. Todo el mundo dice lo mismo: en Venezuela no hay quien viva, porque los precios suben cada día. La inflación acumulada en 2018 era del 453,3% en marzo.

Xabier Coscojuela es director de ' Tal Cual', un rotativo que se define de izquierdas y nació en el año 2000. Antes era un diario impreso. Ahora sólo informa a través de internet. Coscojuela explica la razón: "No tenemos papel". Aparte de 'Tal Cual', 16 medios impresos más se dejaron de editar el año pasado, según datos de la organización venezolana Espacio Público. Curiosamente todos eran críticos con el gobierno.

La empresa estatal Corporación Maneiro es la única que importa papel en Venezuela, y luego lo vende a los medios de comunicación. "En septiembre de 2014 recibimos una carta del grupo mediático Últimas Noticias [que pertenece al gobierno] que nos advertía de que no podría continuar imprimiendo nuestro diario en su rotativa", explica el director de 'Tal Cual'. La razón que Últimas Noticias argüía era la falta de papel. Con la crisis económica en Venezuela, el gobierno había reducido las importaciones y Últimas Noticias no podía dar respuesta a toda la demanda.

"'Tal Cual' se adaptó a la nueva situación. El diario pasó de tener 24 páginas a editar sólo 16, y luego incluso nos convertimos en semanario", relata Coscojuela, hasta que finalmente tuvieron que tirar la toalla. "El gobierno aseguraba que no había suficiente papel, pero cada día editaba un rotativo de 32 páginas, 'Ciudad Caracas', que distribuía de forma gratuita en el metro de la capital venezolana", se queja el director de 'Tal Cual'. El ejecutivo de Nicolás Maduro no ha ordenado oficialmente el cierre de ningún medio de comunicación en Venezuela, según Coscojuela, pero ha hecho la vida imposible a aquellos que no comulgan con el chavismo.

Ocho canales de televisión y 54 emisoras de radio cerraron en 2017 en Venezuela, y este año nueve medios impresos más han dejado de publicarse, según Espacio Público. También por falta de papel, o por los precios desorbitados de las planchas de impresión y de la tinta que, por cierto, los medios también deben adquirir a la compañía estatal Corporación Maneiro.

Autocensura y falta de permisos

"Hay una política deliberada de castigar determinados medios de comunicación", corrobora el director de Espacio Público, Carlos Correa, que considera que muchos periodistas han optado directamente por la autocensura: evitar publicar información que moleste el gobierno. El año pasado 17 corresponsales extranjeros fueron expulsados de Venezuela, o se les impidió la entrada. Solicitar un permiso de prensa en el país es casi una misión imposible. El gobierno suele optar por el silencio administrativo: ni acepta ni deniega los permisos, se limita a no darles respuesta.

"La gente en Venezuela tiene ansia de información", asegura Carlos Correa. Durante los últimos años han aumentado los medios digitales, y la difusión de información a través de las redes sociales y WhatsApp. "Esto también fomenta las noticias falsas", reconoce Correa. Pero las clases populares difícilmente tienen acceso a internet. Su principal fuente de información siguen siendo los medios controlados por el gobierno.

Chávez, omnipresente

En Venezuela hay hasta seis canales estatales de televisión, donde la figura de Hugo Chávez es omnipresente o, en su defecto, la del actual presidente, Nicolás Maduro. Incluso ahora, en plena campaña electoral de las presidenciales. El ejército tiene una cadena propia, donde los lemas a favor de "la revolución bolivariana" son constantes. Diosdado Cabello, el actual dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela -la formación de Chávez-, protagoniza un programa de televisión semanal en otro canal púbico. El espacio se llama 'Con el mazo Dando', y Diosdado hace una imitación burda de Chávez. Se rodea de clases populares y repite proclamas a favor de la patria.

Más contenidos de

El + vist

El + comentat