Los Mossos enviarán más antidisturbios a las protestas de esta semana

El tránsito cae pero Interior estudia si algunas familias se han quedado en segundas residencias

Cuando hace una semana las calles de Italia estallaron contra el toque de queda y las restricciones anticovid, los Mossos d'Esquadra ya se plantearon si este fenómeno podía trasladarse a Catalunya. No detectaron "ningún incidente suficientemente remarcable" hasta que el viernes al atardecer se encontraron en medio de una batalla campal, para la cual no estaban preparados, en el centro de Barcelona. Una concentración en la plaza Sant Jaume contra el Govern por las medidas impuestas por la pandemia reunió grupos de extrema derecha, aficionados de fútbol radicales, otros colectivos extremistas y personas que aprovecharon los disturbios para saquear dos tiendas. La violencia cogió desprevenidos a los Mossos y el jefe del cuerpo, el comisario en jefe Eduard Sallent, ya ha anunciado que pondrán más antidisturbios en las protestas de esta semana.

Según la policía, este fin de semana se han producido al menos cuatro movilizaciones destacables. La de viernes en Barcelona, la del sábado en la misma ciudad que acabó con los vidrios del Ayuntamiento rotos, una en Igualada con cuatro detenidos por desórdenes públicos y otra en Vilafranca del Penedès, donde 150 personas se concentraron en la plaza del Ayuntamiento. Los disturbios del viernes en Barcelona, que se han repetido en otras capitales del estado español, han puesto en alerta a la Comisaría General de Información de los Mossos, que está pendiente de las convocatorias de los próximos días. De momento hay una de prevista este jueves en la plaza Urquinaona de Barcelona y dos más, que "no se han acabado de concretar", de cara al viernes y sábado para protestar contra las restricciones anticovid.

Sellent ha asegurado que hacen "seguimiento" pero ha dejado claro que, después de los disturbios de los últimos días, ahora los dispositivos de orden público de los Mossos serán "con más efectivos". El jefe de la policía ha explicado que el viernes en Barcelona, bajo "el amparo" de una manifestación por las medidas de la pandemia, "aparecieron diferentes grupos de ideología no coincidente o incluso contraria" que causaron desórdenes. Se detuvieron quince personas que tienen tanto nacionalidades –española, marroquí, italiana y croata– como motivaciones diversas, según Sellent. Sábado se volvieron a detectar personas de los grupos radicales del día anterior que "se neutralizaron" con los filtros y las identificaciones que los agentes hicieron alrededor de la convocatoria. "Esto permitió que los incidentes fueran menores", ha defendido.

1.864 multas por incumplimientos

Al margen de las movilizaciones, Sellent ha dicho que este fin de semana los agentes han hecho 4.072 identificaciones por las medidas anticovid: 3.131 a personas y 941 a vehículos, la mayoría entre el sábado y el domingo. Los Mossos han puesto 1.864 denuncias, más de la mitad por saltarse el toque de queda o la prohibición de circular fuera del municipio donde se reside, y el 25% por no llevar mascarilla o reunirse en grupos de más de seis personas. También han cerrado doce locales, establecimientos donde no podía haber personas y una fiesta de 25 personas en una casa de alto nivel por la cual se había cobrado entrada y se consumía alcohol. A pesar de esto, el consejero de Interior, Miquel Sàmper, ha agradecido al grueso de la ciudadanía que siga las restricciones y ha añadido que la mayoría de los incumplimientos son por desconocimiento, excepto una parte "que lo hacen de manera voluntaria".

Confinamiento perimetral: ¿qué se puede hacer y qué no a partir de ahora (y quién podrá salir del municipio este fin de semana)?

Sàmper ha ejemplificado el seguimiento con los datos de movilidad. Después de que el Govern  anunciara el cierre perimetral durante el fin de semana, el tránsito aumentó el jueves un 12,8% en los peajes de Mollet, Vallcarca y Vilassar y un 23,2% a los de la Roca y Martorell respecto a un día equivalente del 2019. En cambio, cuando ya no se podía salir del municipio donde se vive, cayó: entre un 40% y un 46% el viernes, entre un 73% y un 83% el sábado y entre un 70% y un 84% domingo. El tránsito que quedaba se atribuye a los servicios esenciales o casos justificados. Los datos de este lunes todavía no están cerrados, a pesar de que de entrada apunten a un descenso de más de un 8%. Por lo tanto, como el incremento en la salida de jueves por la tarde no se ha reflejado en el regreso, Sàmper ha admitido que estudian si algunas familias se han quedado en sus segundas residencias.

Mejorar en los desahucios

Después de que los Mossos desahuciaran una madre con sus tres hijos menores el jueves al atardecer, poco antes del toque de queda en Ciutat Meridiana en Barcelona, el jefe del cuerpo ha reconocido que, una vez recogida toda la información, hay "un ámbito de mejora" en la respuesta de las situaciones que derivan de los desahucios. "Estamos trabajando en la comunicación interna", ha explicado.

El + vist

El + comentat