"Muy mal"

Estado de las relaciones entre ERC y el Gobierno

  “¿Siguen mal las relaciones con Esquerra Republicana de Cataluña?”, preguntó este cronista ayer por la mañana a una fuente relevante del Gobierno.

“Muy mal”, fue la respuesta.

A su vez, el diálogo con una fuente de ERC, antes del discurso de Gabriel Rufián, sobre las relaciones con el Gobierno arrojó estos resultados.

“¿Qué haréis en el Congreso?”

“De momento es no . Lo del mes ha sido una excusa de Sánchez para darle cobijo a Ciudadanos”.

“Ya, gana esta y …la siguiente, ¿votaréis contra, como en la cuarta prórroga?

“Sí. Se ha intentado. A Sánchez le interesa romper el bloque de la derecha y desgastar al Partido Popular, y consolidarse por esta vía… Ayer [por el martes] se estuvo negociando y llegó el anuncio de Ciudadanos. Por nuestra parte, hemos hablado con voluntad de acuerdo…”

En su primera intervención, Rufián utilizó el método de las aproximaciones sucesivas. 

“Los reales decretos sociales necesarios, insuficientes, pero necesarios, los acuerdan con nosotros y las prórrogas del estado de alarma con la derecha, con Ciudadanos, ¿por qué? Porque son innecesariamente reaccionarios y recentralizadores, ¿qué menos que aprobarlo con un partido reaccionario”. En esos segundos, la cámara se posó sobre el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal Francés, que sonreía con el rostro parapetado detrás de la mascarilla, y sobre el presidente del Gobierno que se volvió a su izquierda para hacer un mohín de desaprobación a la vicepresidenta primera, Carmen Calvo.

Se aproximó bastante más Rufián cuando dijo, poco después: “ Hoy aquí no se constata la negativa de ERC a su estado de alarma, pero una vez más y quizás de forma definitiva  se constata la negativa del Gobierno a negociar con ERC. Han elegido a la derecha.  Ni más ni menos".

La ejecutiva nacional de ERC fue la que acordó que si el Gobierno no se avenía a reformular esta quinta versión del estado de alarma en condiciones de una mayor devolución de competencias se votaría en contra. El presidente del Parlament, Roger Torrent, lo señaló por la mañana de este  miércoles día 20.

El martes por la tarde, Rufián y la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, negociaron. Según dijo ayer en su segunda intervención Lastra, recomendó a Rufián que votasen que sí. “Y ustedes me dijeron que era imposible. Lo demás son matemáticas”, señaló.

Fuentes de ERC apuntan que en las negociaciones entre Rufián y Lastra quedó claro que la prórroga tenía que ser por 30 días, que el plazo era “innegociable”.

Por esta razón, ERC sospecha que la reducción a 15 días era una manera de que Ciudadanos, que rechazaba el plazo del mes, apareciese como ganador. Y otras fuentes sugieren que Sánchez y Arrimadas han acordado, en sus encuentros semanales por videoconferencia, la sexta prórroga si se hace necesaria. 

El propio Sánchez defendió en sus intervenciones que le parecía muy bien acudir cada quince días a pedir la prórroga. ¿Y entonces por qué tanta publicidad y filtraciones sobre el plazo de treinta días?

Sánchez sabe que la fórmula para repescar a ERC es la reanudación de la mesa de diálogo sobre Cataluña, es decir, la oferta que no podrá ser rechazada. Pero eso lo deja para después del estado de alarma.

“Todo el mundo tiene que aprender a soportarse cuando es necesario. No es fácil en España y exigirá rodaje. Por si a alguien le cabía duda Pedro Sánchez es un jugador y ha encontrado que puede darle a Inés Arrimadas lo que ella necesita”, dijo la fuente consultada.