Publicitat
Publicitat

Operación 6-D para poner en libertad a los 8 consellers

 Para antes del Día de la Constitución el juez Llarena podría dictar fianza

El magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, acelera el control de todas las causas del soberanismo. Según ya avanzó ARA, el magistrado no ha esperado a que se resuelvan los recursos de apelación contra el auto de prisión de Oriol Junqueras y siete consellers y ha solicitado a la Audiencia Nacional un informe de las actuaciones de la jueza Carmen Lamela antes de resolver sobre la acumulación de las investigaciones. Dicho informe deberá estar en manos de Llarena pasados cinco días.

Este paso llega en un momento especialmente delicado: las defensas de los ocho conellers tienen plazo hasta el viernes, día 17, para presentar ante la sección segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional el recurso de apelación contra el auto de prisión que ha confirmado la jueza Lamela.

La decisión del magistrado Llarena es un aviso de hecho a los magistrados de la Sala de lo Penal. Pueden seguir tramitando los recursos, ya que todavía la competencia es de la Audiencia Nacional, pero saben desde ayer martes que el Supremo va camino de quedarse con la causa.

Por tanto, es muy probable, según fuentes judiciales, que antes de resolver los recursos, la sección espere a la resolución que adopte Llarena.

Los tiempos de tramitación, además, son compatibles. Una vez presentados los recursos, el viernes próximo, la sección segunda los pasa a informe de la Fiscalía, que se tomará un par de días o tres. Esto nos coloca ya a mediados de la semana próxima para que se prepare la ponencia en la sección segunda. Es difícil, por tanto, que la semana próxima  haya resolución sobre los recursos.

Sin embargo, el magistrado Llarena sí tendrá el informe de la jueza Lamela la semana entrante. Le ha dado plazo de cinco días a contar desde ayer. La conclusión, según fuentes jurídicas, es que la sección segunda de lo Penal no moverá pieza tras conocer la providencia del magistrado Llarena.

En otros términos, la situación personal de los ocho consellers quedará, finalmente, en manos del Tribunal Supremo. Una vez recibido el informe de Lamela, para el cual la jueza deberá, a su vez, recabar la posición de las defensas de los querellados –todos ellos están a favor de que el Supremo se haga cargo de la causa- el magistrado Llarena dictará un auto por el cual  asumirá la competencia y solicitará que le envíen la causa.

Este proceso puede cerrarse hacia finales de la semana próxima, o primeros de la siguiente, lunes 27 o martes 28 de noviembre.

Y una vez con el control de la causa, asumiendo que finalmente la sección segunda de lo Penal no se haya pronunciado sobre los recursos de apelación, Llarena, a solicitud de las defensas, citará a los ocho exconsejeros para que presten declaración en el Supremo. El replanteamiento de la situación personal de prisión incondicional estará sobre la mesa.

Los cuatro fiscales –Consuelo Madrigal, Fidel Cadena, Jaime Moreno y Javier Zaragoza- buscarán reeditar una situación similar a la del jueves 9 de noviembre con Carme Forcadell y los cinco miembros de la Mesa del Parlament. Habrá que ver que explicaciones ofrecen a los fiscales los consellers.

Existen bastantes probabilidades de que el 6 de diciembre próximo, Día de la Constitución, y siguiente jornada de campaña de las elecciones del 21-D, Junqueras, Jordi Turull, Meritxell Borrás, Joaquín Forn, Raúl Romeva, Josep Rull, Meritxell Borrás, Dolores Bassa y Carlos Mundo ya se encuentren haciendo campaña en las calles de Cataluña.

Etiquetes

Más contenidos de

PUBLICITAT

El + vist

El + comentat

PUBLICITAT
PUBLICITAT