Cotxe elèctric

Reino Unido prohibirá la venta de coches diésel o gasolina en 2030

El ejecutivo de Boris Johnson anuncia que avanza la fecha tope para prohibir la venta de coches de combustión al 2030, a pesar de que algunos modelos híbridos se podrán seguir comercializando hasta el 2035

El Reino Unido prohibirá la venta de coches diésel o gasolina el 2030 / Getty

La decisión del primer ministro británico Boris Johnson ha cogido a todo el mundo por sorpresa. El propio jefe de gobierno ha escrito un artículo en el Finantial Times en el que expone su decisión de prohibir la venta de vehículos con motor de combustión a partir del 2030, como uno de los diez puntos de un ambicioso plan que quiere convertir a Reino Unido en un país de cero emisiones en 2050.

Hasta ahora la fecha que Reino Unido había anunciado como límite para la venta de coches de combustión era el 2040, pero el premier británico ha decidido avanzar diez años el plan de descarbonización del parque automovilístico, si bien permitirá la venta de coches híbridos de bajas emisiones hasta el 2035.

Según explica Johnson en su artículo, el gobierno británico invertirá más de 2.800 millones de libras en ayudas a la electrificación de Reino Unido mediante la creación de puntos de carga rápidos en todo el país y acompañando a los fabricantes de baterías que se quieran instalar en su país.

El presidente también cuenta con la voluntad de los principales fabricantes del país, como Mini, Bentley, Jaguar o Rolls Royce, marcas que a pesar de pertenecer a matrices extranjeras ya han anunciado su decisión de electrificar su gama en un horizonte máximo de diez años.

Con todo, el artículo de Johnson ha levantado las críticas de algunos líderes sindicales y parte de la oposición, que lo ven algo apresurado y creen que no acaba de prever las posibles repercusiones para los trabajadores del sector automovilístico en un país castigado por la pandemia, la incertidumbre del Brexit y el actual panorama de recesión económica.

El + vist

El + comentat