El fiscal jefe del Supremo y tres fiscales investigarán a Juan Carlos I por las comisiones del AVE Medina-La Meca

El comunicado da entender que se aproximan diligencias en relación a Juan Carlos I

Uno de los dos fiscales jefes de la sala primera de lo Penal del Tribunal Supremo, Juan Ignacio Campos, investigará al rey emérito Juan Carlos I, al frente de tres fiscales.

La Fiscalía Anticorrupción cede a la Fiscalía del Tribunal Supremo, según comunicado de la Fiscalía General del Estado (FGE), sus diligencias de Investigación sobre las presuntas comisiones pagadas en la adjudicación del tren de alta velocidad entre las ciudades de Medina y La Meca, o la llamada “Fase II Ave del desierto", adjudicada en octunre 2011 y que tiene un valor de 6.736 millones de euros.Una de las personas posiblemente implicadas en aquella operación, fechada después de junio de 2014, es el ya rey emérito tras su abdicación el 2 de junio de 2014.

Según el comunicado, emitido este lunes 8 de junio, la investigación “se centra, precisamente, en delimitar o descartar la relevancia penal de los hechos que ocurren con posterioridad al mes de junio de 2014, momento en que el rey emérito dejó de estar protegido por la inviolabilidad que el artículo 56.3 de la Constitución española reconoce al Jefe del Estado”.  

El comunicado da a entender que se aproximan diligencias en relación a Juan Carlos I.

Señala: “Resulta preciso, pues, la práctica de nuevas diligencias que afectan directamente al Rey Emérito, quien -como es sabido- se encuentra aforado ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo”.

La FGE destaca que la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, firmó un decreto el pasado 5 de junio en el que designa para esta investigación al fiscal de sala del Tribunal Supremo de la especialidad de Delitos Económicos, Juan Ignacio Campos “ quien al conocimiento exhaustivo de lo que se denomina Derecho Penal Económico suma su dilatada experiencia como fiscal jefe de las secciones penales de la Fiscalía del Tribunal Supremo”.

No ahorra la FGE la trascendencia de esta decisión. “Dada la trascendencia institucional de esta investigación, se designa a quien dentro de la más alta categoría de la carrera fiscal reúne una extraordinaria cualificación y experiencia. Además, estará auxiliado por un equipo conformado por tres fiscales del Tribunal Supremo, que asumirán la innegable y complejidad técnica de estas diligencias de investigación 'tres fin”.

Llamar a declarar al rey

Campos, según las fuentes judiciales consultadas, llamará a declarar al rey emérito en calidad de investigado, entre otros. Esas fuentes señalan que también tendrá que comparecer su examante Corina zu Sayn Wittgenstein, actualmente Corinna Larsen. 

Esta decisión indica que la investigación desarrollada hasta ahora por el fiscal suizo Yves Bertossa progresa en Ginebra. La Fiscalía Anticorrupción esperaba los datos de esa investigación por comisión rogatoria desde hace semanas.

En declaraciones a ARA, Carlos Cruzado, presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha)  señaló: “Si se admite la tesis extendida de que el rey en ejercicio era inviolable a los hechos anteriores a 2014, entendemos que a partir de 2014 la investigación de un presunto delito fiscal correspondería, por ser aforado, al Tribunal Supremo. Y por tanto sería responsable, por ejemplo, de un eventual blanqueo de dinero que se podría deducir de esa investigación. El rey es un ciudadano más y ya a partir de 2014 sin ninguna duda. Si optamos por la idea de que la inviolabilidad no le cubriría ni durante su mandato, nos iríamos al ejercicio 2012 [antes de cumplirse los cinco años de haber recibido en Suiza los 100 millones de dólares]”