Publicitat
Publicitat

ENTREVISTA

Suso de Toro: "Si no se hace el referéndum el nervio cívico de la sociedad catalana será destruido"

Articulista y escritor, recoge sus artículos sobre el Procés a 'La lliçó catalana'

Suso de Toro (Santiago de Compostela, 1956) se emociona cuando recuerda el precio que ha tenido que pagar por cuestionar el relato nacional español. En La lliçó catalana (Editorial Gregal) recoge sus artículos sobre el Procés (muchos publicados en el ARA), donde anima a los catalanes a dar el paso definitivo del referéndum.

¿Es más fácil defender el proceso soberanista en Galicia o en Madrid?

En Galicia ya hace años que me expulsaron de los medios tradicionales. El único espacio que me queda es Cataluña o alguna prensa digital de Madrid como Eldiario.es. Soy un autor al que le ha ido desapareciendo el suelo debajo de los pies.

¿A qué lo atribuye? ¿Al tema catalán? ¿A sus críticas al sistema?

Un poco en todo. El hecho es que la sociedad española no soporta la disidencia. Y yo fui poniendo clavos en mi ataúd. Mi pensamiento discrepa del consenso social.

¿Ha pagado un precio elevado por defender su independencia?

Sí, y tanto es así, que hace siete años dejé la profesión de escritor porque era inviable. Me hicieron el vacío en los medios. Cuando editaba un libro no salía en la prensa...

¿No encontró ningún apoyo entre la intelectualidad española?

Yo me sentí muy solo. Incluso el conselleiro de Cultura me difamó en los medios. Me planteé ir a vivir a Barcelona...

¿Por qué no lo hizo?

No quise hurtar el país a mis hijos.

¿Cuál fue el inicio de este proceso?

Fue durante la época de Zapatero cuando escribí sobre el tema territorial con libros como Españoles todos, y aquí toqué nervio.

¿Ha valido la pena?

Es que yo creo en la responsabilidad individual del intelectual, pero te juegas el pan. Yo abandoné la literatura, me reincorporé a la docencia, y ahora estoy jubilado. Y escribo de manera aficionada.

¿El origen de todo es la Transición?

Hubo un momento de apertura, a finales de los 70, en el que todo el mundo estaba dispuesto a revisar cosas. Esto se cerró ya en los años 80, y la responsabilidad es del PSOE, que resurge no como el partido de Pablo Iglesias sino como un partido andaluz. No es casualidad que el primer AVE fuera para unir Madrid y Sevilla. El PSOE andaluz se tragó al español.

Y luego tenemos el PP y el fenómeno Mariano Rajoy, que conoce bien.

Es alguien que sólo ha hablado gallego una vez en público y fue para dirigirse a una señora portuguesa. Es un producto de factura franquista limpia, de arriba a abajo. De hecho hizo campaña contra la Constitución desde un partido que se llamaba Renovación Española, dirigido por un ex alto cargo de Franco [José Antonio Trillo].

Y en medio de todo el proceso catalán.

Sí, aquí es donde se juega hoy la democracia en España. Siempre he admirado y he envidiado a los catalanes. Barcelona es la única ciudad grande donde viviría.

Pero algo mal también se debe hacer desde aquí...

No se culpabiliza. El país es ejemplar pero tiene limitaciones porque es un proceso sobrevenido. Y a diferencia de Escocia, no hay un líder claro. Ha habido partidos que han tenido que cuestionarse su sentido histórico, su propia naturaleza; otros no estaban preparados, y luego hay casos de inmadurez política...

¿Lo dice por la CUP? La sociedad catalana parece refractaria a un liderazgo único...

La sociedad catalana afronta un momento trascendental, de cambio de piel, y pide seguridad. Y precisamente por eso es importante tener figuras de referencia, personas que se ven investidas de una responsabilidad, y eso las transforma.

¿Está pensando en Artur Mas?

El Estado quiso destruirlo. Y si lo quisieron hacer es porque lo necesitaban para debilitar el Procés. Y es infantil no querer ver esto...

¿España se sentará algún día en una mesa de negociación?

España no tiene solución, pero los catalanes la están poniendo en una situación en la que no le quedará más remedio que negociar. Pero bueno, en realidad España no existe. Existe Madrid. Y Madrid no cambiará porque su naturaleza es vivir del resto.

¿Y el referéndum la hará cambiar?

Sí, porque dentro de la UE no puede sacar los tanques. Mi pronóstico es que poco antes del referéndum la UE y los mismos poderes del Estado obligarán a Mariano Rajoy a marcharse. Porque el mensaje de su última visita a Cataluña es muy claro: no te daré nada. Por eso creo que después habrá unas elecciones en que se planteará la reforma constitucional.

¿El Procés acaba con la reforma de España o la independencia?

Creo que si los catalanes hacen acto de soberanía del referéndum, España se verá obligada a hacer una contraoferta. Y finalmente los catalanes deberán optar entre la independencia y esta contraoferta.

¿La clave entonces es el referéndum?

El referéndum es la derrota de Madrid y el proyecto nacional castellano-andaluz. Pero si no hay referéndum será la sociedad catalana la que será vencida, y su nervio cívico será destruido para mucho tiempo.

Más contenidos de

PUBLICITAT

El + vist

El + comentat

PUBLICITAT
PUBLICITAT