¿Uno de los nuestros?

Jesús María Barrientos sustituye a Miguel Ángel Gimeno como presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña

El próximo viernes, día 26, tendrá lugar la toma de posesión del nuevo presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Jesús María Barrientos, en sustitución de Miguel Ángel Gimeno, que termina su mandato de cinco años.

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, prepara una ceremonia especial para la toma de posesión del magistrado Barrientos.  Lesmes ha solicitado a los vocales del CGPJ (son 21 incluyendo al presidente) y a los presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia (16 junto con el TSJ de Cataluña) que espera su presencia en el acto, previsto para las 12 del mediodía en la sede del TSJ, en el Palau de Justícia, en el Passeig Lluís Companys, 14-16. En el acto harán uso de la palabra Lesmes, el presidente entrante, Barrientos, y el saliente, Gimeno, que permanece en el TSJ como magistrado.

El acto culmina los esfuerzos de Lesmes por abrir una nueva etapa en la historia del TSJ de Cataluña.  Gimeno no actuó, según Lesmes, como se esperaba de él en relación con la querella presentada por la Fiscalía General del Estado contra el entonces presidente de la Generalitat, Artur Mas, la vicepresidenta Joana Ortega y la consejera Irene Rigau.

La primera noticia que tuvo Gimeno sobre este plan de que al vencimiento de su mandato, a finales de 2015, Lesmes no apoyaría su renovación (en general los presidentes de los TSJ suelen serlo durante dos mandatos, norma no escrita) le llegó el 27 de junio de 2015. Ese día se celebra en el Cuartel de El Bruc de Barcelona la jura de la bandera. Un oficial de la Guardia Civil informa a Gimeno. El PP de Cataluña pide tu cabeza en Madrid, han idor a ver a Lesmes. Te acusan de proteger a Mas.

El 23 de julio Gimeno, ex portavoz de Jueces para la Democracia, confirma que no es un bulo. En el Palacio de Congresos de Barcelona se celebra el acto de entrega de despachos judiciales a treinta y cinco jueces de la promoción número 65 de la Escuela Judicial. El rey Felipe presidente la ceremonia. Acuden el presidente Mas, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, el presidente del TSJ, Gimeno, y Lesmes.

En un aparte, Lesmes le expresa a Gimeno su malestar. La querella contra Mas, admitida a trámite el 22 de diciembre de 2014, está atascada. En siete meses no se ha hecho nada. Gimeno explica que se están por convocar elecciones autonómicas (hecho que se concretará el 3 de agosto) y que el TSJ no quiere interferir.

El 8 de septiembre, Gimeno aprovecha el acto de apertura del año judicial en Madrid y anticipa a la Fiscal General del Estado, Consuelo Madrigal, que los querellados serán llamados a prestar declaración después de las elecciones del 27-S. El 25, dos días antes de los comicios, Gimeno llama a Lesmes por teléfono. Le comunica que Mas, Ortega y Rigau serán llamados a declarar inmediatamente después del 27-S. Lesmes filtra la noticia a la prensa. El 29 el juez instructor, Joan Manel Abril, cita a Mas, en efecto, para el 15 de octubre.  

Pero Lesmes ya ha bajado el pulgar. En el CGPJ es un hecho asumido que quiere cambiar a Gimeno. El 12 de enero de 2016, cuarenta y ocho horas después de que Carles Puigdemont sea investido presidente de la Generalitat, los candidatos que aspiran a la presidencia del TSJ de Cataluña exponen sus ideas ante el pleno del CGPJ en el proceso de selección.

Barrientos, presidente de la sección octava de la Audiencia Provincial de Barcelona, es el primero. Y aborda, por iniciativa propia, el tema. “Lo preocupante es que el nuevo equipo de Gobierno ha anunciado el desarrollo de esa resolución [9 de noviembre] que acuerda la desconexión con España, la desobediencia pese a la sentencia del Tribunal Constitucional que ha anulado todo su contenido. El escenario futuro de ruptura de Cataluña con España es muy previsible”, señala. “La respuesta del TSJ va a tener que acomodarse a las circunstancias de cada momento siempre desde el sometimiento a la ley”, añade.

El jueves 28 de enero Lesmes consigue su objetivo. Barrientos obtiene 12 votos frente a los 9 de Gimeno.

El acto que prepara Lesmes para el viernes es una jornada de reafirmación. Se acabó la broma, que diría Xavier García Albiol, presidente del PP catalán.