Rajoy se ha cargado el autogobierno de Cataluña

Si no puedes decidir en qué te gastas el dinero, no gobiernas

Lo ha hecho por un procedimiento más sutil, pero igualmente eficaz, que la suspensión de la autonomía a través del artículo 155: la intervención de sus finanzas. Si no puedes decidir en qué te gastas el dinero, no gobiernas. La operación es seguramente muy provechosa en términos de campaña electoral, para Rajoy, pero tiene algunos riesgos. Uno, que te cargas el autogobierno, pero se mantiene la estructura política y la autonomía, que continúa pudiendo hacer política. El otro, que Rajoy renuncia a ser y a presentarse como el defensor del statu quo, de dejar las cosas tal como estaban. Hasta ahora, ante el exterior y ante los catalanes, Rajoy podía decir que él era el defensor de lo que teníamos, mientras que los soberanistas se lo querían cargar. A estas alturas, lo que teníamos ya no tiene ningún defensor operativo. Ya nadie defiende en la práctica quedarnos como estábamos. Los soberanistas proponen un salto hacia adelante, Rajoy aplica un salto hacia atrás. Y los que en Cataluña eran partidarios de quedarse quietos, del statu quo, del que me quede como estoy, ahora tendrán que elegir. O algún salto hacia adelante, con todos sus riesgos, o un salto hacia atrás como el que ha hecho Rajoy, con todos sus perjuicios. No al gobierno catalán, a los catalanes.

Más contenidos de

El + vist

El + comentat