El asesino de la periodista sueca en un submarino intenta fugarse de la cárcel

La policía lo detiene después de que hubiera conseguido salir del centro

El asesino del submarino, que se hizo tristemente famoso por haber descuartizado a la periodista sueca Kim Wall cuando fue a entrevistarlo en su submarino, ha intentado fugarse de la cárcel y por muy poco lo consigue. De hecho, el hombre había conseguido salir del centro, pero unos agentes lo han detenido a poca distancia.

La policía ha informado de que había interceptado a un prisionero cerca del centro penitenciario Herstedvester, al oeste de Copenhague, y algo más tarde confirmó que se trataba de Peter Madsen, el hombre que fue condenado a cadena perpetua en 2018 por el asesinato a sangre fría de Wall, a quien se dio por desaparecida durante días después de ir a una cita con Madsen para entrevistarlo sobre el Nautilus UC3, un submarino que él había inventado. El cuerpo descuartizado de la mujer apareció en una playa 11 días después de aquella fatídica entrevista.

Rápidamente han salido a la luz imágenes de algunos agentes de policía rodeando a Madsen, que aparece sentado en el suelo con la espalda contra un muro con lo que parece un amplio cinturón alrededor de la cintura. Medios daneses, de hecho, aseguran que el hombre habría avisado a los policías de que llevaba un cinturón de explosivos.

La policía llevó hasta la zona un robot especializado para desactivar explosivos, pero finalmente Madsen pudo ser detenido y se puso bajo custodia policial, sin proveer por el momento más detalles.

El macabro asesinato de la periodista, una freelance que había cubierto informaciones en Corea del Norte, Uganda y otros lugares, dio la vuelta al mundo. El hombre al principio negaba haberla matado hasta que dijo que lo había hecho por accidente. Finalmente acabó confesando que en realidad la había agredido sexualmente, la había torturado y la había matado para lanzarla después al mar.

El + vist

El + comentat