La asistencia del juez De Prada a la vistilla de 16 condenados en Gürtel, a debate en el CGPJ

El tribunal decide este lunes sobre la participación del magistrado a la cita

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que preside Carlos Lesmes se reúne este lunes, día 28, a las 8,30 horas a fin de resolver si el magistrado José Ricardo de Prada, uno de los tres miembros del tribunal del  caso Gürtel 1999-2005 (Época I), puede participar en la vistilla, convocada en la Audiencia Nacional durante la tarde, para decidir sobre la petición de medidas cautelares  (posible prisión) en el caso 16 condenados por la sentencia notificada el pasado jueves, día 24, por parte de la Fiscalía Anticorrupción y las acusaciones populares.

De Prada, uno de los co-ponentes de la sentencia junto con el magistrado Julio de Diego, se encuentra en servicios especiales en el tribunal de La Haya que ve el recurso de apelación del criminal de guerra serbobosnio Radovan Karadjic.

La Comisión Permanente declaró el 8 de marzo de 2018 en "situación administrativa de servicios especiales" a De Prada para desempeñar el cargo de magistrado temporalmente en La Haya, una confirmación de su nombramiento, realizado en marzo de 2016.

Antes de partir hacia su destino, De Prada solicitó a la Comisión Permanente lo que se llama una “habilitación de jurisdicción” para finalizar la sentencia de Gürtel en fase avanzada de deliberación y votación.

La Comisión Permanente, reunida en Córdoba, resolvió conceder la habilitación, pero modificó la propuesta de De Prada. Se le autorizaba “exclusivamente” para finalizar la sentencia.

La habilitación era inevitable toda vez que si no se le daba el permiso para terminar la sentencia, el juicio, que duró 13 meses, debía repetirse. Pero la Comisión Permanente dejó constancia de que la función jurisdiccional de De Prada terminaba al firmarse la sentencia.

Por esta razón, De Prada ha solicitado a la Comisión Permanente participar también en el proceso posterior: vistillas para atender la petición de medidas cautelares, corrección de errores, autos de aclaración.

Los magistrados del tribunal han participado en el juicio oral durante más de un año y han deliberado incontables horas entre el 17 de noviembre de 2017, fecha en la que el juicio se declaró visto para sentencia, sobre cada aspecto de un caso muy complejo, con 37 acusados. Son ellos, los tres miembros del tribunal, los que están en condiciones de resolver, con conocimiento de causa, las múltiples cuestiones que suelen plantearse en el proceso posterior a dictar sentencia.

Además, la existencia de discrepancias entre la mayoría del tribunal que formaron De Prada y De Diego, por un lado, y Ángel Hurtado, por el otro, sobre la condena de algunos acusados (casos de Ricardo Galeote, en la Operación Estepona, Clemente Aguado, de la CAM, y ciertos delitos de Alberto López Viejo) tendrían consecuencias precisamente en la vista del artículo 505 de la ley de Enjuiciamiento Criminal, convocada para mañana lunes, en la que la Fiscalía Anticorrupción y las acusaciones populares solicitarán medidas de prisión.  

 

Más contenidos de

El + vist

El + comentat