Los 53 segundos de horror en la Rambla: el juicio muestra el atropello y la fuga del terrorista

En las imágenes inéditas se ve la furgoneta zigzagueando y dirigiéndose hacia donde había más gente

Nunca se habían visto hasta ahora las imágenes que captaron las cámaras de seguridad de la Guardia Urbana de Barcelona del atentado en la Rambla el 17 de agosto del 2017. Son 53 segundos que muestran como Younes Abouyaaqoub entra con la furgoneta por la parte superior del paseo y atropella a peatones hasta el mosaico de Joan Miró. Las imágenes se han visualizado durante el juicio a la Audiencia Nacional y el ARA ha decidido que no las reproducirá por respecto a las víctimas y para no contribuir a la propaganda yihadista. La secuencia empieza con una cámara de vista general ubicada a la parte superior de la Rambla en la que se puede ver como la furgoneta entra muy rápidamente por el paseo central de los peatones y a medida que avanza hace zigzags para dirigirse a los extremos donde hay más gente mientras la multitud huye.

La siguiente cámara del vídeo que se ha mostrado es del espacio interior de una floristería de la Rambla donde algunas personas se refugian mientras pasa la furgoneta a toda velocidad. La tercera cámara de las imágenes es una vista general a la altura del mercado de la Boqueria que capta como la furgoneta atropella varios peatones y finalmente queda parada sobre el mosaico de Joan Miró. En la secuencia también se ve que al cabo de pocos segundos Abouyaaqoub sale por la puerta del conductor y un hombre se le acerca para intentar cogerlo pero el terrorista se va corriendo. Son los 53 segundos de imágenes que, como han explicado los Mossos d'Esquadra que las recogieron, no muestran todo el recorrido de 800 metros que hizo la furgoneta porque faltarían unos 20 segundos –entre la cámara superior de la Rambla y la de la Boqueria.

El agente que montó este vídeo ha concretado que la secuencia pasa entre los minutos 16.52 h y 16.54 h de la tarde del 17 de agosto, en la cual Abouyaaqoub asesinó a 14 personas y dejó a más de un centenar heridas por el atropello. A continuación, los Mossos mostraron a través de otras cámaras la fuga del terrorista desde la Boqueria hasta la Zona Universitaria de Barcelona. Las imágenes lo muestran a ratos corriendo y otros caminando por varias calles. Lo captaron las cámaras del CCCB y la Facultad de Comunicación Blanquerna, de la Modelo en la calle Entença y de la Facultad de Farmacia de la UB en la avenida Joan XXIII –son las últimas, a las 18.15 h–. En el siguiente vídeo se ve el Ford Focus con el cual Abouyaaqoub, después de matar el hombre que lo conducía, embiste un control de los Mossos en la avenida Diagonal.

Tres días sin ninguna imagen

El terrorista de la Rambla abandona el coche en Sant Just Desvern, donde a las 19.00 h su móvil deja de dar señal. Los Mossos no lo vuelven a captar en imágenes hasta después de tres días, el 20 de agosto, con las cámaras de una gasolinera a Cervelló, a unos 25 kilómetros de Sant Just. Son las 22.33 h y muestran Abouyaaqoub en solitario que lleva ropa diferente a la del día del atentado. Lleva una bolsa y remueve los contenedores. Al cabo de una hora las cámaras de la gasolinera lo vuelven a grabar buscando dentro de los contenedores. El siguiente vídeo es del 21 de agosto a las 10.11 h en una gasolinera en Sant Cugat Sesgarrigues, a unos 12 kilómetros del anterior. Al cabo de media hora, a las 10.42 h, las cámaras de una empresa de un polígono de Sant Pere Molanta lo graban corriendo porque el terrorista estaría escapándose de un centro comercial del municipio donde había asaltado a una mujer.

A pesar de que no tienen imágenes, los Mossos han situado Abouyaaqoub entre las 11.00 h y las 13.00 h del mismo día en una masía de Subirats porque encontraron huellas suyas. El último vídeo que se ha reproducido en el juicio ha sido el que grabó el helicóptero de la policía catalana el 21 de agosto a las 15.34 h en Subirats, en la zona donde los agentes lo abatieron. Los Mossos que inspeccionaron la escena después de la muerte han declarado que localizaron cerca del cadáver unas gafas de sol, dos cuchillos de mesa, otro cuchillo, una funda, los zapatos –iba descalzo– y un artefacto de explosivos simulado hecho con cuatro tubos de plástico, papel de aluminio y cables eléctricos. En la mano izquierda llevaba un reloj e iba vestido con unos pantalones calabaza y una camiseta blanca con una camisa por encima.

En la recogida de imágenes, los agentes también utilizaron las cámaras de una oficina bancaria de Parets del Vallès que el 17 de agosto a las 12.50 h captaron a Abouyaaqoub entrando en el cajero. Sirvieron para identificarlo como el autor del atentado en la Rambla y se difundieron para encontrarlo. Entonces iba con un polo de rayas blancas y oscuras, el reloj y las gafas de sol, la misma vestimenta que llevaba después del atropello en la fuga por la Boqueria.

El + vist

El + comentat