La gestión de la segunda oleada desgasta a la coalición de Sánchez y el PP y Vox crecen, según el CIS

Los populares (18,9%) recortan 1,5 puntos de distancia al PSOE (30,8%) y el partido ultra supera a Podemos

La gestión de la segunda oleada de la pandemia está desgastando a los dos partidos que conforman la coalición de gobierno en España, según el último barómetro de octubre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Tanto el PSOE como Unidas Podemos pierden ligeramente fuerza en la cocina de estimación de voto de la encuesta, mientras que el PP y Vox recortan distancias con ellos, a pesar de que los socialistas todavía tienen un amplio margen respecto a los populares.

Si en septiembre el PSOE sumaba una estimación de voto del 31,5%, ahora baja a un 30,8%. A su vez, el PP sube del 18,1% a un 18,9% y se sitúa a una distancia de 11,9 puntos –uno y medio menos que hace un mes–. El cambio más significativo es entre Unidas Podemos y Vox, puesto que el partido ultra vuelve a situarse como tercera fuerza con un 12,5% de estimación de voto (aumenta siete décimas) y Unidas Podemos pierde cinco y pasa de un 12,3% a un 11,7%.

Ciudadanos, a su vez, es quien sufre un mayor batacazo en plena estrategia de Inés Arrimadas para convertirse en un partido bisagra entre la derecha y el bloque progresista y en medio de una posición cuestionada en la Comunidad de Madrid, donde es socio del gobierno de Isabel Díaz Ayuso pero a la vez se ha mostrado dispuesta al diálogo con el gobierno de Pedro Sánchez. Si en septiembre sumaba un 10,6%, ahora cae hasta un 8,8%.

En cuanto a la suma de mayorías, la coalición de gobierno suma un 42,5% de estimación de voto respecto al 43,7% de hace un mes. El PP y Vox acumulan un 31,4% y con Ciudadanos llegan a un 40,2%, dos décimas menos que hace un mes a raíz de la caída demoscópica del partido naranja.

Crecen los partidos independentistas

En cuanto a los partidos catalanes, tanto Esquerra como Junts per Catalunya aumentan en estimación de voto después de la inhabilitación de Quim Torra como presidente de la Generalitat. En la encuesta, llevada a cabo entre el 1 y el 7 de octubre, los republicanos aumentan tres décimas, de un 2,8% de estimación de voto a un 3,3%, mientras que Junts pasa de un 1,7% a un 1,8%. La CUP, en cambio, baja una décima, de 0,6% a un 0,5%.

También crece Más País, el partido de Íñigo Errejón, que ha cargado duramente las últimas semanas en contra de la gestión de Ayuso en la Comunidad de Madrid y pasa de un 1,5% a un 1,8%.

Continúa cayendo la valoración de Sánchez

En cuanto a la valoración de los líderes estatales, Pedro Sánchez continúa desplomándose. Si bien a principios de verano, una vez acabó el estado de alarma, era el único que aprobaba, ahora obtiene solo un 4,3 (tres décimas menos que en septiembre). Con todo, es el que tiene mejor nota seguido de Arrimadas, que pasa de un 4 a un 3,9. El líder del PP, Pablo Casado, también baja de un 3,4 a un 3,3 mientras que el de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, se mantiene con un 3,2 y el de Vox, Santiago Abascal, con un 2,5.

Pero si se tiene en cuenta la valoración por la respuesta a la pandemia, Sánchez remonta un poco hasta un 4,5, mientras que Casado baja hasta un 3,1. Arrimadas también cae hasta un 3,5. En el caso de Iglesias obtiene una décima más y Abascal una menos.

Se duplica la preocupación por la monarquía

El CIS continúa un mes más sin preguntar directamente por Felipe VI ni el rol de la monarquía –a pesar de la presión de Unidas Podemos–, pero sí hay una pequeña señal de cambio de tendencia. En las preguntas generalizadas sobre cuáles son las principales preocupaciones de los encuestados, que siempre copan los problemas económicos (para el 39,6%), seguidos de muy cerca por la falta de recursos frente al covid-19 (38,3%), la monarquía ocupa un tímido 1,1%. Ahora bien, se trata de más del doble respecto al mes pasado, cuando obtenía un 0,5%.

Aumenta el rechazo a una vacunación inmediata

La encuesta se hizo antes de que el gobierno español aplicara el estado de alarma en Madrid, pero en las respuestas se desprende cierto apoyo a la medida. Y es que el 62,4% de los españoles consideran que habría que tomar medidas más exigentes para controlar la pandemia, cosa que supone un aumento de 4 puntos respecto a hace un mes, y un 20,1% creen que "no se puede seguir como hasta ahora".

Ahora bien, una amplia mayoría cree que la Moncloa no tendría que seguir el camino de la primera oleada. Casi siete de cada diez entrevistados consideran que la lucha contra la pandemia se tiene que hacer de forma coordinada entre el gobierno español y las autonomías, mientras que solo un 16,6% consideran que lo tiene que hacer la Moncloa sola y un 5,9% solo desde las comunidades.

En cuanto a una futura vacuna en contra del coronavirus , aumenta el porcentaje de españoles que no están dispuestos a ponérsela de manera inmediata (43,8%, 3,5 puntos más que hace un mes), frente al 40,2% que sí lo estarían. También hay división sobre si los ciudadanos están "reaccionando con civismo y solidaridad". Casi la mitad creen que es así mientras que un 40,4% opinan que la mayoría de la gente está siendo "poco cívica e indisciplinada".

Consenso para reformar la sanidad

Donde hay también un consenso muy amplio es en la necesidad de reformar la sanidad española (86,2%), sobre todo dedicando más recursos económicos (94,8%) y aumentando las plantillas de sanitarios (95,9%). También hay un apoyo mayoritario a continuar con las clases presenciales mientras dure la pandemia y solo un 7,8% consideran que se tendría que volver solo a un formato virtual un mes después de que haya empezado el curso escolar.

El + vist

El + comentat