"El cierre de escuelas no está sobre la mesa"

Educació dice que los centros no son focos de transmisión y solo se abre a cambios a los institutos

"El cierre de las escuelas no está sobre la mesa". El Departament d'Educació reitera que los centros escolares no están funcionando como focos de contagio y defiende mantener la presencialidad tanto como se pueda. Así lo ha explicado el director de centros públicos, Josep González-Cambray, en una entrevista a Catalunya Ràdio, en la cual ha apuntado que menos del 1% de los alumnos y profesionales han dado positivo en pruebas PCR y que en la mayoría de casos –el 77% de las PCR, según ha añadido el secretario general de Salut, Marc Ramentol– no han contagiado a ningún compañero del grupo burbuja. Gozález-Cambray ha remarcado que la situación es diferente en las escuelas que en los institutos y no ha descartado que sí que pueda haber actividad no presencial en la educación postobligatoria.

Ramentol ha defendido que el cierre de escuelas fue poco efectivo en marzo y que ahora están recopilando datos que indican que la presencialidad en el ámbito educativo se tiene que poder mantener. González-Cambray ha remarcado, en este sentido, que están convencidos que "las escuelas tienen que estar abiertas". "El comportamiento del virus nos dice que los centros educativos no actúan como transmisores", ha dicho, y ha añadido que no se ha confinado del todo ninguna escuela ni instituto y que hoy el 95% de alumnos y profesores asisten en las aulas. 

Tanto González-Cambray como Ramentol y Pere Soler, jefe de patología infecciosa del servicio de pediatría del Vall d'Hebron, han coincidido que el "riesgo cero no existe" y que, por lo tanto, se continuarán detectando casos en el ámbito educativo, pero han remarcado que la transmisión es más baja entre los niños. Han asegurado que dentro del domicilio es donde hay más transmisión pero que solo en el 6% de los casos el origen del contagio ha sido un niño. "Si tenemos que acabar cerrando la escuela porque la situación se descontrola, nos lo tendremos que hacer mirar", ha lamentado Soler, que ha apuntado que ahora trabajan para definir mejor a quién hay que hacer la prueba PCR y a quién, valorando los síntomas, ya se podría desestimar.

Juntar síntomas

"Nos tocará ver si dos, tres o cuatro síntomas los podemos juntar" para ver si responden a un patrón que requiere hacer PCR o no hace falta porque es un resfriado común, ha explicado. También ha insistido en la necesidad de ventilar bien las aulas como factor para disminuir el riesgo de contagio. González-Cambray ha añadido que es el momento de hacer "cosas diferentes" y utilizar espacios exteriores para dar clases u otras actividades.

Soler ha asegurado que actualmente en el Hospital de Vall d'Hebron hay cuatro niños ingresados con covid y que tres llegaron por otras patologías y dieron positivo en la PCR. Todos están ingresados a planta y no en unidades de cuidados intensivos. 

El + vist

El + comentat