CINEMA

El cine de Isaki Lacuesta resuena en el Pompidou

El centro dedica una retrospectiva al director de 'Entre dos aguas', que estrena dos instalaciones

A Isaki Lacuesta le hubiera gustado filmar 'Cravan vs. Cravan', su primer film, en el Centro Pompidou de París, pero se quedó con las ganas porque era demasiado caro. Ahora, dieciséis años más tarde, este mastodonte del arte moderno y contemporáneo rinde homenaje a las creaciones de Lacuesta en una retrospectiva compartida con la japonesa Naomi Kawase.

Desde este lunes hasta el 6 de enero, el Pompidou proyectará 30 films del gerundense en el marco de la exposición 'Cineastas en correspondencia', en la que Lacuesta también interacciona con Kawase a través de siete cartas filmadas. Una experiencia epistolar que el realizador define como "una correspondencia decimonónica pero por internet" que comenzó en 2006 en una exposición en el CCCB en el que también participaban, entre otros, Kiarostami y Erice.

Entre Duchamp y Dan Graham

La proyección de 'Entre dos aguas', que el viernes llega al cine después de haber ganado la Concha de Oro del último Festival de San Sebastián, inauguró el lunes la retrospectiva. "Francia es un país que siempre ha formado parte de mi imaginario artístico. El de otros colegas es Nueva York, pero para mí siempre ha sido París -explicó un ilusionado Lacuesta al ARA-. La primera vez que fui al Pompidou debía tener 15 años. Aquí aprendí que Dan Graham o Marcel Duchamp eran, literalmente, grandes cineastas. Ambos me han ayudado mucho a pensar el cine", explicó. Lacuesta espera que la retrospectiva sea un trampolín "para entrar en Francia" y "conseguir financiación sin tener que irse de casa". Acompañado de su binomio creativo, Isa Campo, el cineasta quiso agradecer y celebrar con parte de su equipo este hito en su carrera.

"La semana pasada todavía estaba montando 'Las películas dobles'", confiesa Lacuesta. Es una de las dos instalaciones que a partir de 2019 también se verán en Bòlit de Girona y en el Arts Santa Mónica de Barcelona. La obra recoge 14 vídeos de la producción cinematográfica del gerundense que refleja para evidenciar su metodología. También es una manera de introducir su trabajo al visitante antes de pasar a 'Las imágenes eco', la imponente instalación de siete pantallas gigantes donde se van intercalando imágenes de países como Rusia, Cuba y Sudáfrica. "Son imágenes de lugares que he visto y que también nos permiten imaginar lugares que no he visto. Como si las imágenes pudieran ser médiums", puntualiza, antes de añadir que "el cine siempre nos permite estar en dos lugares y en dos tiempos diferentes".

Con todo, las dos instalaciones están concebidas a partir de esta idea de dualidad tan arraigada en la creación de Lacuesta. "Cuando pones dos imágenes en contacto, tengo la sensación de que al público le pasan cosas por la cabeza. Las imágenes, por sí solas, tienen un sentido inicial, pero cuando las pones junto a otras se transforman -explica-. El espectador no puede evitar ver las imágenes por separado e intentar pensar qué significado tenían separadas -continúa-. Este cambio de significado de las imágenes me gusta porque interpela al espectador. Invita más a sentir y pensar que a dar respuestas", concluye el cineasta. Es otra manera de darse cuenta de que el cine que aborda Lacuesta es un medio de experimentaciones infinitas en que el género ha quedado obsoleto.

Más contenidos de