La Comunidad de Madrid recurre las restricciones del Estado por "invasión de competencias"

La capital pide la suspensión cautelar de las medidas que empezarán a aplicarse esta noche

La Comunidad de Madrid ha presentado este viernes a mediodía un contencioso administrativo contra la orden del ministerio de Sanidad publicada ayer mismo en el BOE que obliga a aplicar restricciones a los municipios que tengan una gran incidencia por culpa de la pandemia del covid-19. Las únicas ciudades que superan actualmente los límites que fija el ministerio en el documento son Madrid y nuevo municipios más de la misma comunidad. La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ya avanzó ayer que cumplirán con lo que exige la nueva norma, pero que lo llevarían a los tribunales. Y no se ha hecho esperar.

El contencioso, al cual ha tenido acceso el diario ARA, denuncia que las nuevas restricciones se han impuesto a partir de una "invasión de competencias" del ministerio de Sanidad y que provocarán un "perjuicio" para la comunidad. El recurso recuerda que una vez finalizado el estado de alarma es la Comunidad la que "tiene la competencia para la adopción de medidas especiales en materia de Salud Pública". Estas medidas, según el relato que defiende el abogado de la comunidad, se tienen que tomar con la "debida prudencia", puesto que "además de afectar sensiblemente la vida ordinaria y la actividad económica, implican una limitación de los derechos fundamentales".

El texto cita un informe de la consejería de Hacienda y Función Pública que estima que estas medidas que afectan al 71% de la población de la Comunidad de Madrid provocarán la pérdida de 750 millones cada semana hasta que no se vuelva a la normalidad, cosa que supondrá la destrucción semanal de 18.000 puestos de trabajo de media. Por todos estos perjuicios, piden que de manera cautelar se suspenda la orden del ministerio. 

Illa impone el confinamiento perimetral de Madrid y Ayuso se rebela

"Sin consenso"

El abogado también recuerda que la orden ministerial nace a partir del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que se celebró el pasado miércoles y considera que "está dotada de aparente nulidad", puesto que la ley que regula este órgano fija que los acuerdos se tienen que adoptar con "previo acuerdo". En aquel polémico consejo interterritorial, votaron en contra de las nuevas restricciones Madrid, Cataluña (a pesar de que por motivos opuestos), Andalucía, Galicia y Ceuta. Murcia se abstuvo y los representantes del resto de comunidades autónomas votaron a favor.

Sánchez pide a Ayuso que se tome "seriamente" la pandemia

El presidente español, Pedro Sánchez, no ha querido valorar directamente el recurso. "El gobierno español no se manifiesta sobre procedimientos judiciales", ha dicho, después de la reunión del consejo europeo extraordinario, en Bruselas. Sin embargo, sí ha dejado claro que se están respetando las competencias de la comunidad, y ha añadido que todas las decisiones que está tomando el gobierno de España se basan en "criterios científicos" y buscan "defender la salud pública" y "salvar vidas".

"El gobierno español quiere ayudar, colaborar, coordinar. No quiere imponer, juzgar ni evaluar", ha dicho, al mismo tiempo que dejaba claro que las medidas aplicadas hasta ahora en Madrid no son "suficientes". Sánchez, con todo, ha criticado que la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, utilice la crisis sanitaria para "dividir y polarizar". "Solo pido a los políticos que piensen en los muertos y los enfermos. Tomémonoslo en serio", le ha pedido.

Las medidas entrarán en vigor esta noche

La Comunidad de Madrid publicará a lo largo de este viernes en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) la resolución del ministerio de Sanidad que impone medidas restrictivas a la capital española y a nueve localidades más por la gran incidencia de covid-19 y que entrarán en vigor esta misma noche, como muy tarde a las 22.48 h, según han informado a Efe fuentes del gobierno regional. Esta fue la hora exacta en que la Comunidad de Madrid recibió el pasado miércoles la notificación del ministerio, que daba un plazo de 48 horas para la entrada en vigor de las medidas.