Cinema

Fernando Trueba, absuelto de la acusación de plagio por 'La reina de España'

La Audiencia Provincial de Madrid sentencia en contra de dos de los guionistas de 'La niña de tus ojos'

La reina de España es seguramente la película que más quebraderos de cabeza ha traído a Fernando Trueba. La secuela de La niña de tus ojos, que reunió al reparto original liderado otra vez por Penélope Cruz, no convenció al público y se estrelló en la taquilla. En el descalabro, probablemente influyó la polémica generada por las palabras de Trueba cuando recibió el Premio Nacional de cinematografía, donde afirmó que "nunca" se había sentido "español" y que le habría gustado "que la Guerra de la Independencia la hubiera ganado Francia".

La reina de España también comportó a Trueba una acusación de plagio de dos de los guionistas de La niña de tus ojos, Carlos López y Manuel Ángel Egea, que en 2016 pusieron en marcha un proceso judicial para denunciar que el texto en el que se basaba era una "transformación ilícita" de su guion original de La niña de tus ojos. Trueba siempre lo había negado y ayer, finalmente, la denuncia fue denegada también por la Audiencia Provincial de Madrid en segunda instancia, después de una primera sentencia ya favorable a Trueba.

La historia se remonta a 1991, cuando López y Egea escribieron un guion con el título La niña de tus ojos basado en los rodajes que se hicieron en la Alemana nazi con equipos españoles y alemanes. En 1993 lo vendieron a la productora de Trueba, que lo puso en manos de Rafael Azcona y David Trueba para que lo reescribiesen. Según el director, en el guion que se utilizó para filmar La niña de tus ojos no quedaba "ni una sola palabra ni ninguno de los personajes" escritos por López y Egea, solo el título. Sea como fuere, los guionistas aparecieron en los créditos de La niña de tus ojos como coautores del guion junto con David Trueba y Azcona.

El conflicto llegó cuando se anunció que se rodaría una secuela de La niña de tus ojos y los guionistas entendieron que La reina de España hacía un uso ilícito de unos personajes creados por ellos. López y Egea se pusieron en contacto con Trueba para exigirle una compensación económica pero se negó porque no los consideraba autores del guion de la primera parte y, por lo tanto, tampoco de la secuela. Poco antes del estreno del film los guionistas decidieron interponer una demanda contra la productora de Trueba que cuatro años después ha quedado desestimada. La Audiencia Provincial de Madrid entiende que en el contrato de 1993, por el cual los guionistas vendían el guion, ya estaba incluido el derecho de volver a transformar el guion original de López y Egea sin necesidad de obtener su consentimiento.

El + vist

El + comentat