Cinema

Sophia Loren deslumbra con su vuelta al cine con 'La vida por delante'

La actriz se pone a las órdenes de su hijo en la adaptación de la novela de Romain Gary 

El personaje de madame Rosa de la novela de Romain Gary La vida por delante es un regalo para una actriz como Sophia Loren, que vuelve al cine después de más de una década de ausencia para interpretarla. Madame Rosa es una superviviente de Auschwitz que cuida a niños abandonados a cambio de un dinero, todo para mantenerse ocupada, apaciguar su soledad e intentar olvidar al menos durante un rato sus heridas incurables. La vida por delante, que se estrena este viernes en Netflix, es la tercera película en la que Sophia Loren se pone las órdenes de su hijo, Edoardo Ponti, después de Entre extraños (2002) y el cortometraje La voz humana (2014). “Con mi madre puedo repetir la misma escena diez, doce, quince veces, ya que nunca, nunca en tres rodajes ha dicho: «Edoardo, basta, no puedo más» –afirma Edoardo Ponti–. Nunca se rinde, siempre quiere lo mejor. Con 30 años es normal, pero tener este deseo con 86 es una gran lección”. Para Ponti la actriz da toda una lección de generosidad. “Así es como veo a mi madre. Siempre quiero mostrar a Sophia Loren no como la diva, sino como la actriz, la madre y la artista que yo conozco”, subraya el cineasta. 

Reencontrarse con la lengua materna

Edoardo Ponti ha trasladado la acción de la novela de París al sur de Italia. Este gesto ha permitido que Sophia Loren se reconecte con las raíces. “Para ella era importante reencontrarse con su lengua, el napolitano, porque cuando uno habla el idioma con el que nació todo cambia: las expresiones, la cara, la mirada”, explica Ponti. Precisamente, en el film a menudo Loren acompaña silenciosamente al niño senegalés huérfano al que acoge, Momo, interpretado por el actor debutante Ibrahima Gueye. Para construir la química entre los dos y que Gueye no quedara deslumbrado por la estrella, la actriz y el director vivieron con el chico y su familia durante un mes. “Quería que Ibrahima conociera a Sophia como madre tanto al inicio como al final del día, que comiera y mirara la televisión con ella”, dice Ponti. Y todo salió rodado: “Cuando juntas a dos personas que tienen un gran corazón y una alma sensible es fácil”.

La última película de Sophia Loren hasta ahora era Nine, de Rob Marshall (2009), a pesar de que un año después participó en el telefilm Mi casa está llena de espejos. En La vida por delante también está acompañada, entre otros, por Renato Carpentieri, que interpreta al médico que le confía a Momo, y Abril Zamora, que interpreta a una inmigrante gallega transexual que se gana la vida como prostituta y que tiene un hijo.

Para Zamora, conocida por otra película de Netflix, ¿A quién te llevarías a una isla desierta?, y por series como Vis a vis, fue una sorpresa que Ponti se pusiera en contacto con ella porque no hablaba italiano antes de hacer La vida por delante. El rodaje con una actriz legendaria como Sophia Loren fue un experiencia inolvidable, a pesar de que Zamora la encontró un mujer “muy normal y muy campechana”. “Tiene una manera de mirar tan particular que cuando estás haciendo un plano y contraplano con ella se te acaban los recursos pronto, porque te exige que entres en el juego que te está planteando. Esto es un reto actoral muy guai”, dice Zamora, para quien es importante que una actriz transexual interprete su personaje. También desea que pronto los actores y actrices trans estén lo suficientemente integrados como para que esto “ya no no sea importante”. “En España se está empezando a entender lo que se está convirtiendo en una norma en la ficción extranjera, que optar por actores trans para interpretar a personajes trans mejora las producciones, puesto que es mucho más creíble y además ayuda a dar visibilidad al colectivo. Estamos en el camino correcto y creo que en España cada vez pasa más”, dice Zamora.

La vida por delante es la segunda adaptación cinematográfica de la novela de Gary después de la de Moshé Mizrahi, de 1977, titulada Madame Rosa y que recibió el Oscar a la mejor película de habla no inglesa. En España también se pudo ver la posterior adaptación teatral protagonizada por Concha Velasco.

El + vist

El + comentat