La juez prohíbe a los Franco llevarse bienes del Pazo de Meirás y ordena hacer un inventario

El 10 de diciembre los herederos del dictador tendrán que devolver la finca 

La magistrada del juzgado de primera instancia de la Coruña ha prohibido a la familia Franco llevarse ningún objeto del Pazo de Meirás y ha ordenado hacer un inventario, tanto en el interior como el exterior de la finca, que empezará este miércoles.

Está previsto que los herederos del dictador devuelvan Pazo de Meirás el 10 de diciembre y la decisión judicial precisa que no se pueden llevar nada porque la finca se tiene que conservar íntegramente.

Recuperar el Pazo de Meirás , la casa de veraneo de la familia Franco en Galicia, es una larga reivindicación de muchas entidades y asociaciones gallegas.  La Junta Pro Devolución de Pazo de Meirás,   integrada por la Diputación de la Coruña, cuarenta ayuntamientos y entidades y asociaciones de memoria, no ha dejado nunca de batallar para que la familia Franco devolviera una finca que considera que fue expoliada. El 2 de septiembre pasado, una juez les dio la razón en una demanda en la que también se personó el Estado.

La juez aseguró que la supuesta compraventa que se hizo el 24 de mayo de 1941, con la que el dictador consiguió inscribir Pazo de Meirás a su nombre, fue una "simulación" y, por lo tanto, concluye que la compraventa era nula. La juez considera que la finca se incorporó al inabarcable patrimonio de los Franco de "mala fe", una mala fe que se demuestra en el momento en el que se firmó una compraventa sin pagar: "El Caudillo acepta la donación de Pazo de Meirás como jefe de estado y después otorga una escritura pública, el 24 de mayo, con el único objetivo de inscribir este bien a su nombre en el Registro de la Propiedad, sin poner ningún precio", explicitó la juez. 

Para garantizar que los herederos del dictador no se lleven nada, la juez ha pedido a la Guardia Civil que despliegue un dispositivo de vigilancia. La magistrada ha recordado que Pazo de Meirás fue declarado Bien de Interés Cultural en 2008 y, por lo tanto, se tiene que proteger de manera íntegra. Además, considera que el inventario es necesario porque los herederos, según la demanda que interpuso el estado, quieren proceder con celeridad al vaciado de la finca. 

Los herederos de Franco cedieron el 4 de noviembre, de manera provisional, a devolver al patrimonio público el Pazo de Meirás . Pero nada es definitivo. Los nietos del dictador persistirán en su batalla judicial y ya han presentado un recurso contra la sentencia que los obliga a devolver la finca. 

El + vist

El + comentat