Gerard Figueras: "Pedimos al Procicat que homologue las actividades deportivas con las actividades culturales"

El secretario general del Deporte solicita flexibilidad para reprogramar competiciones y entrenamientos

El secretario general del Deporte de la Generalitat, Gerard Figueras, ha comparecido este lunes en rueda de prensa para explicar como puede quedar el mundo del deporte después del anuncio, por parte del Govern, del confinamiento nocturno para evitar los contagios de coronavirus. Figueras ha puesto voz al malestar del sector y ha solicitado una hora más para que las infraestructuras deportivas puedan verse afectadas lo mínimo posible. "La secretaría general del deporte ha pedido al Procicat que los equipamientos deportivos se homologuen a los equipamientos culturales y puedan cerrar a las 10 de la noche. No hay argumentos técnicos ni sanitarios que justifiquen esta discriminación", ha explicado.

Figueras espera que el Procicat acepte el cambio pronto porque "las actividades deportivas son seguras". "Llevamos muchos meses aplicando protocolos muy estrictos. Los niveles de incidencia del Covid en la práctica deportiva son marginales. A esto nos cogemos para pedir que se nos homologue a las actividades culturales. Si no se acepta esta medida, miles de personas que usan los horarios tardíos para hacer deporte no lo podrán hacer", ha añadido.

Sobre los entrenamientos y las actividades deportivas programadas a partir de las diez de la noche, Figueras ha pedido cintura a los clubes y organizadores de competiciones: "Mientras dure el confinamiento nocturno, no se podrán hacer entrenamientos a horas tardías. Sugerimos que las sesiones se puedan acortar y que se reduzcan los días de entrenamiento, debido a la saturación que se podría dar en las instalaciones deportivas". Ahora bien, ha insistido que, de momento, la norma aprobada todavía impide el uso de gimnasios, campos y pistas a partir de las 9 de la noche.

La moción de censura del Barça, en manos del Procicat

El secretario general del Deporte, en la línea que ha ido manteniendo durante las últimas semanas, no ha querido mojarse excesivamente en el debate interno del Barça sobre la moción de censura, que se tiene que celebrar este fin de semana contra la junta de Josep Maria Bartomeu. "Hemos pedido un punto de celeridad al Barça para saber si el voto de censura se celebra o no. Ahora bien, el club no nos ha solicitado nunca suspender la votación ni aplazarla. Lo que nos ha pedido es hacerlo en el Camp Nou para no incumplir las fechas previstas (1 y 2 de noviembre)", ha explicado. Figueras ha añadido que el último protocolo remitido por la entidad, que solo contempla un punto de votación, lo aprobará o lo rechazará el Procicat.

El + vist

El + comentat