APUNTS EN CALENT

Griezmann: 60 partidos y una entrevista para empezar a espabilarse

El francés reacciona después de hablar en público sobre su situación en el Barça

El Barça ha superado al Osasuna por 4 a 0 en un buen partido de Griezmann, autor de un golazo y una asistencia, marcado también por un homenaje viral de Messi a Maradona. Koeman ha mantenido el sistema habitual con Pedri de pívot y Mingueza, que ha vuelto a ser titular, ya sabe que tendrá que seguir al once mientras la nómina de centrales del primer equipo no pare de tener bajas por lesión.

Verbalizar nunca falla. Después de romper el silencio en una entrevista a la carta con Jorge Valdano, Griezmann ha hecho diana dos veces en una semana. En Kiev completó la goleada (0-4), y contra la Osasuna ha marcado su mejor gol como culé gracias a un gran remate de primeras desde la frontal del área. El francés ha necesitado hablar fuera del campo para empezar a hacerlo dentro. Ahora bien, todavía tiene trabajo para colorear su legado en el Camp Nou. De momento, a pesar de que no le han faltado ocasiones (60 partidos), acumula 19 goles, seis asistencias y –lo que es peor– demasiado signos de incompatibilidad. Va, Antoine, sigue expresándote.

Redondear un homenaje. Con los estadios vacíos de vida cuesta mucho hacer homenajes a la altura de los mitos que nos dejan por el camino. Se vio el otro día en San Paolo, templo del Nápoles, que lloró sin calor humano la pérdida de su máximo ídolo, Diego Armando Maradona. El Pelusa se ha marchado y el fútbol lo tiene que despedir en un contexto extraño. El Barça lleva cuatro días con las banderas a media hasta y hoy ha puesto el Cant dels ocells en la megafonía y ha exhibido una alfombra de flores y la camiseta de Diego en la grada. Pero sin gente, todo queda a medias. Por eso hay que dar las gracias a Leo Messi por poner su sello personal al homenaje de su compatriota. Golazo y camiseta del Newell's a punto cuando el partido ya se moría. Lástima de la amarilla de Mateu Lahoz. Maldito reglamento.

Alergia al 4-3-3. O, dicho de otro modo, el 4-2-3-1 como dogma. Koeman no sigue lo que dicen muchos entrenadores sobre los sistemas de juego: para el neerlandés no son interpretables, flexibles o directamente un invento de la prensa para categorizar. El héroe de Wembley no tiene bastante con los malos resultados y la falta de efectivos para repartir las piezas de otro modo sobre el césped. Por eso pone a Pedri, que es media punta, en el doble pívot, o ignora un interior de cuna como Riqui Puig incluso en un contexto de calendario infernal. El día que se cumplía una década de una de las mejores obras del 4-3-3 (el 5-0 en el Madrid de Mourinho), el Barça ha salido a jugar sin centrocampistas de La Masía. Pero ha goleado. Y esto es incontestable.

Hay central. Més allá de Messi, la representación de la casa en la alineación del Barça contra el Osasuna ha sido Óscar Mingueza. El central vallesano se estrenó con nota con el primer equipo en Kiev y ha repetido en la Liga, donde también ha firmado una actuación muy solvente. Hay que recordar que su irrupción es más fruto de la urgencia que de una apuesta convencida por la base. Esto no le quita que no se le tenga que aplaudir por cómo está respondiendo al primer nivel. Además, pinta que se hartará, puesto que ahora mismo Koeman no tiene ningún central profesional disponible, ya que Lenglet también ha caído y se suma a las bajas ya conocidas de Piqué, Umtiti y Araujo.

El + vist

El + comentat