Mediapro reconoce finalmente que pagó sobornos a altos cargos de la FIFA

Hasta ahora Jaume Roures lo había negado en todas las entrevistas

Mediapro ha reconocido finalmente que pagó sobornos a altos cargos de la FIFA para conseguir los derechos audiovisuales del Mundial de fútbol. Lo ha hecho a través de un comunicado que ha colgado en su web. Así, Jaume Roures admite públicamente unos hechos que hasta ahora había negado en todas las entrevistas.

"Imagina [holding de Mediapro] reconoce su responsabilidad, como persona jurídica, por la conducta delictiva de sus representantes", dice la nota, añadiendo que "esta conducta delictiva incluyó el pago de sobornos por la compra de los derechos audiovisuales de la fase de clasificación en las regiones de la América Central y el Caribe (CONCACAF) para el Mundial de fútbol de 2014, 2018 y 2022, hecho que vulnera la legislación de los Estados Unidos".

En 2018 Mediapro ya fue condenada a pagar una multa de 25 millones de dólares (unos 20 millones de euros) por este caso, que se bautizó como el FIFAgate. De este dinero, una parte tenía que servir para compensar la Unión Caribeña de Fútbol (3 millones de dólares), y las federaciones de Honduras (1,7 millones), de Guatemala (0,8), Costa Rica (0,6) y El Salvador (0,5). También tenía que devolver los beneficios que había obtenido por estos pagos irregulares.

La empresa acabó declarándose culpable en el juicio, después de que el FBI, la encargada de una investigación que se había alargado tres años, hubiera aportado pruebas según las cuales el importe total de los sobornos era de 6,5 millones de dólares. Además, la justicia de Nueva York le obligó a reconocer públicamente la condena, hecho que hasta ahora no se había producido.

Tres altos cargos implicados

En el comunicado, se especifica que "en esta conducta delictiva estuvieron implicados tres trabajadores, dos de los cuales se declararon culpables del pago de varios sobornos. El tercero, un ex director general de Imagina, aceptó el pago de un soborno de 1,5 millones de dólares para conseguir los derechos de la fase de clasificación. Y autorizó, dirigir y facilitar el pago de 500.000 dólares de esta cantidad total".

Dos de estos trabajadores son Roger Huguet y Fabio Tordin, que fueron arrestados en 2015 a raíz de la investigación, y que ya fueron despedidos por parte de Mediapro.

El + vist

El + comentat