Víctor Font propone modificar los estatutos para que los "socios y socias actúen como auténticos propietarios del club"

Se crearía una bolsa de trabajo y nuevos canales para interaccionar con los socios 

La candidatura de Víctor Font ha presentado su proyecto para el área social en caso de ganar las elecciones, defendiendo que la clave de su idea es "tener al socio en el centro del proyecto". La candidatura propone modificar los estatutos para recortar el mandato de presidencia a cuatro años, revisar los procesos electorales, reformar la asamblea de compromisarios y proponer nuevos requisitos para ser socios y directivos del club, entre otros. Font ha recordado que los estatutos se van reformando de vez en cuando, la última vez en 2018, pero se trata de pequeños cambios que no cambian la estructura del club. "Ahora hace falta una revolución del siglo XXI del modelo del club", ha defendido.

A la espera de saber si las elecciones se pueden celebrar el 24 de enero, la candidatura de Font sigue trabajando preocupada: "El club tendría que aportar soluciones para poder garantizar el voto de los socios dentro de dos semanas. Muchos socios no pueden votar. Hablamos de las elecciones más importantes y podrían votar pocos socios, esto no puede ser". 

Font va explicando toda el trabajo hecho en los últimos años. Un trabajo que tiene en la cabeza poner "al socio arriba de todo, en el centro de la institución, tratado como propietario de la institución". "No queremos un vicepresidente del área social como antes, un vicepresidente deportivo que haga fichajes, queremos que el socio tenga poder real". Font lo ha resumido en "llevar la revolución de Johan a los despachos, cambiar el modelo de gobierno del club. Un poder transversal".

Uno de los cambios propuestos es la reforma de la asamblea de compromisarios, donde Font ha explicado que hay que "repensar quién participa, pues muchos socios quieren y no pueden". "Hay que decidir qué debates se hacen y qué temas se pueden votar y, cómo no, cómo votarlo, fomentando el voto electrónico". De hecho, la candidatura no descarta un "nuevo modelo con diferentes asambleas, repensando el modelo".

La incorporación de Marc Duch

Las personas encargadas del área social serán Marc Duch y Antoni Rovira. Duch sería el ejecutivo encargado de hacer de enlace entre la entidad y los diferentes grupos de opinión, impulsando "un diálogo, hacer que los socios sean escuchados". Duch ha explicado que hace cinco años que conoce a Font, con quien ha ido hablando estos años hasta, finalmente, unirse al proyecto. "Hay confianza en las dos direcciones y el programa está muy bientrabajado. El proyecto de Font da espacio al talento de la masa social barcelonista, abre la puerta a la gente que lleva tiempo trabajando. Yo llevo años trabajando desde el activismo. Y tengo mucha ilusión en incorporar mi experiencia. Queremos hacer una revolución de verdad para cambiar de verdad el club", ha dicho Duch. Cómo no, uno de los puntales del proyecto será "impulsar el voto electrónico", una de las propuestas por las cuales Font ya luchó en la última asamblea de socios compromisarios. Además, se quiere crear un sistema de consultas, tanto vinculantes como no, para mantener una "comunicación abierta" con los socios. La idea, según Duch, es crear una "participación social activa, un hecho fundamental; hay que dar las herramientas a la masa de socios para recibir su feedback, para escucharlos".

Font ha celebrado poder sumar al proyecto a Duch, uno de los impulsores de la moción de censura contra la junta de Bartomeu con el grupo Manifest Blaugrana. "Tener a Marc es una garantía de que todo esto no es humo. Si no quisiéramos hacer una revolución social él se iría", ha dicho Font. Y Duch lo ha reconocido. "Hay mucho trabajo detrás, en caso contrario no estaría aquí".

Una bolsa de trabajo para los socios

Una de las propuestas de Font es crear una "bolsa de trabajo" para detectar talento entre socios que puedan entrar a trabajar en el club. También se propone activar el cuerpo de voluntarios, que ya existe pero que ahora mismo "no tiene voluntarios" y, finalmente, "fomentar la práctica deportiva entre sus socios, con liguillas de fútbol o baloncesto para todas las edades", ha dicho Duch.

La candidatura de Font propone "volver a llenar el Camp Nou de socios" con "programas de fidelización y facilitar el acceso a entradas de socios sin abono, entre otros cosas". Y ha añadido: "Somos 150.000 socios y socias propietarios del club, pero en el Barça hay una democracia vacía y los socios no contamos para nada. Por eso queremos revertir y transformar el modelo de club actual".

Toni Rovira propone "rejuvenecer las peñas"

Para interaccionar con las peñas, la candidatura de Víctor Font ha sumado a Toni Rovira, quien durante cinco años, de 2003 a 2008, había dirigido el ámbito peñístico del club. El proyecto de Sí al futur lleva dos años trabajando en cómo mejorar el mundo de las peñas con más de 50 propuestas para garantizar "la sostenibilidad económica de las peñas, fomentar la diversidad, la relación con el país y convertirlas en embajadas del futuro".

Rovira ha recordado: "Tenemos muchas propuestas para crear nuevas peñas, pero otras sufren por su futuro y hay que defenderlo cambiando el modelo para atraer a gente más joven". Y ha añadido que "el 40% de los peñistas son mujeres, pero solo el 3% son presidentas de peñas: hay que seguir trabajando en esta dirección". Además, ha asegurado que "las peñas no suelen ser autosuficientes y ya ahora el club las ayuda".

Además, Rovira ha hablado de "reforzar los aspectos sociales de las peñas y fomentar grupos de animación en el estadio Cruyff o el Palau, siempre sin dejar de luchar contra actitudes racistas o discriminatorias".

El + vist

El + comentat