Pep Guardiola: "Me ofende que los partidos independentistas no vayan juntos"

Antoni Bassas entrevista al entrenador del Manchester City

Pep Guardiola, 48 años: 11 temporadas como entrenador, 8 títulos de liga entre España, Alemania e Inglaterra.

El otro día leí que Michael Jackson hacía diez años que había muerto y pensé que no podía ser, que el tiempo pasa muy deprisa. Pero lo llevo bien, la familia va bien, tengo salud, estoy muy contento. Lo más bonito que dicen estos números es que mucha gente junta hemos ganado como queríamos ganar. Y, por supuesto, ni en sueños nos podíamos imaginar lo que vendría a continuación. También digo que no habría aceptado la propuesta del presidente Laporta si hubiera tenido alguna duda de que iría bien.

¿Por qué no tenías dudas?

Probablemente, por la inconsciencia de la juventud. Tenía 37 años el año de Tercera nos autoconvencimos con Tito de que si éramos capaces de hacerlo en unos campos estrechos y de hacer jugar bien a jugadores no tan buenos como los que había en el primer equipo, porque no podíamos hacerlo en espacios más grandes y en terrenos con mejores condiciones?

¿Qué cifras alcanzadas explican mejor tu manera de ver el fútbol?

Lo que más me gusta es haber podido discutir con aquellos que decían que no se podía jugar así en Alemania, o ahora, en la Premier, con Silva, Bernardo Silva, Sterling, Agüero, todos de metro veinte (ríe). Y lo hemos hecho. Recibiendo pocos goles y dominando a través de juego posicional. Somos el equipo al que menos chutan, jugando a 40 metros del área. Y las dos ideas base (presionar arriba y salir por detrás) son las mismas que el filial del Barça que cogimos en Tercera.

Tú, más que vencer quieres convencer.

Es muy bonito que la gente nos diga que nunca han visto jugar así en Alemania o Inglaterra. Todos tenemos nuestra vanidad, y no puedo negar que me hace mucha ilusión que nos coloquen entre los grandes equipos de todos los tiempos que ha habido en Inglaterra, porque al final, en la vida, queremos gustar y que nos amen. Y los buenos resultados han sido consecuencia del cómo.

¿En Manchester no te vacías?

Sí, acabo las temporadas muy cansado, aunque cuando ganas acabas menos cansado, porque ganar es muy adictivo y te da energía. Y eso te lo da la Liga, no otra competición. Por eso cuando me dicen "bah, la Liga, pero no ha ganado la Champions ...", yo contesto que claro que me haría ilusión ganar la Champions, pero que la Liga es la que te da que los jugadores te sigan, porque cada tres días ganas, en cambio, cuando pierdes, los jugadores dejan de creer en ti. La Liga te pone en tu sitio. Por eso lo he tenido desde el filial como la prioridad absoluta. No lo puedo dejar todo al azar de una competición menos controlable como la Champions o las copas a un partido como son en Inglaterra.

¿Pero crees que los seguidores del Liverpool, que han ganado la Champions, envidian a los del City porque han ganado la Liga?

Ganar la Liga en Inglaterra es muy duro, y tengo conocimiento de causa, la prueba es que es la primera vez en 11 años que un equipo ha repetido Liga, y esto, el Barça lo ha hecho muchas veces. Y en cambio, el Liverpool hace 30 años que no gana la Liga, y todos hemos visto qué es el Liverpool este año. Estoy convencido de que el Liverpool tiene un deseo muy grande de ganar la Premier.

Vas renovar con el City hasta el 2021. ¿Has encontrado una segunda casa?

Lo tengo todo, sinceramente he encontrado todo lo que necesitaba. Vaciarse no es sólo el hecho de haber ganado mucho o estar con unos mismos jugadores durante mucho tiempo. Trabajar en casa desgasta mucho más, las emociones son más intensas, las ruedas de prensa son más duras, siempre te buscan el conflicto. En Alemania no me pasó. Y en Manchester tengo a Txiki, que es la persona más importante de mi carrera por haber confiado en mí cuando no era nadie y podía haber confiado en otro. Estoy muy protegido. Tengo a Ferran, que a veces dices "cómo se puede ser así de frío?" pero a la vez gestiona con una precisión brutal.

Te sientes escuchado.

No. Cuando gano soy bueno, cuando pierdo soy malo. Esto ocurre en todas partes, pero en el club somos tres o cuatro personas que decidimos en el área deportiva, y no existe el ruido de 18 directivos. Renové porque tenemos un equipo joven, tengo todo lo que tengo que desear para hacer mi trabajo porque, ¿donde iré ahora? Aquí no volveré, a Alemania tampoco. ¿Dónde podré tener unas instalaciones tan buenas para disputar una liga tan bonita como es la Premier?

¿Qué idea te sostiene para no perder la motivación durante tantos años?

El miedo a perder. Y la misma competición te aguanta. Y la táctica. La razón por la que soy entrenador es la táctica. Es un juego. ¿Qué puedo hacer con mis jugadores para ganar? Es la única razón que me motiva a entrenar cada mañana. A veces estoy nervioso por el partido, miro un poco al contrario y digo "de acuerdo, ya está". Y me tranquilizo porque ya sé lo que haré tácticamente. Este es el proceso. Cuando nos juntamos entrenadores, empezamos hablando de la familia, pero a los tres minutos ya estamos: "¿y como entrenas esto?". Es lo más divertido que hay.

Lo primero que me has dicho es "el miedo a perder".

Recuerdo que, en el Barça, el jueves ya estaba preocupado, probablemente por la inexperiencia. Ahora, en el City, llega el jueves y no tengo esa angustia. Incluso veo menos partidos y procuro vivir más mi vida personal, pero porque sé que la competición ya te activa. Y llega el viernes por la tarde y el sábado te faltan horas y el domingo estás con una energía que te comes el partido. También es verdad que si ha ido tan bien todos estos años es porque he estado en tres equipazos con una fortaleza económica y de estructura de club muy grande.

¿Cuando pierdes qué te pasa?

Culpabilidad. Lo hemos hecho mal. Esto no funciona. Tenemos que buscar el por qué. Como es que no hemos podido jugar bien. No habíamos entrenado esto. Tenía que haber dicho eso. Te duele, sientes que fallas a tus jugadores y a tu 'staff'. Qué podría haber hecho para que este jugador no hubiera fallado. ¿Los agobio demasiado? ¿Los agobio demasiado poco? Por eso en la liga, si ganas a menudo, te replanteas menos estas cosas y todo va mejor.

Por tanto, no debes estar a favor de una liga europea.

Me lo tendrían que explicar, pero no estoy muy de acuerdo. Es que vamos a matar las ligas. Si el Barça y el Madrid se van y no juegan contra el Espanyol, ¿quien lo comprará? La liga española morirá. En esto en Inglaterra son muy inteligentes, los campos de cuarta división están llenos. Inglaterra no dejará que se muera esta esencia el fútbol local. Parte de la grandeza de la Champions es que no es cada domingo. Cuando sea cada semana se perderá su encanto. Un Barça-Espanyol es muy necesario para la ciudad. Y cuantos más equipos catalanes haya en primera, mejor. No matames las ligas, porque a nadie le interesará ver a unos equipos que no tienen la posibilidad de jugar la Liga Europea.

¿Qué es lo que más motiva a un jugador?

Los jugadores están muy a tu lado hasta el momento antes de que des la alineación, pero en el momento en que la das, los que no juegan se alejan de ti. Y al día siguiente aún se te alejan más. Y a medida que se acerca el siguiente partido empiezan a sonreirte más por si los vas a hacer jugar. Este es el proceso. Y por lo demás, intento decirles qué se encontrarán en un partido. Cuando era jugador me daba mucha paz que el entrenador me dijera "pasará esto" y que pasara. Claro, el contrario también lo hace. Pochettino es un entrenador brillantísimo que tú imaginas un sistema y te lo cambia.

¿Qué te sirve más a la hora de explicar qué está pasando o qué pasará: imágenes, 'big data', la nariz?

La nariz y las imágenes. El 'big data' me ayuda como refuerzo, pero la nariz todavía cuenta mucho, aunque esté en las antípodas del 'big data'. Por ejemplo, a veces, sólo para mantener el equilibrio de un vestuario haces jugar a uno que no es tan bueno como otro. Pero en temporadas muy largas debes velar por el equilibirio.

Leo todavía se acuerda de que les decías "pasará esto".

(Ven un vídeo de FOX Sports en el que Messi dice: "Tuve un maestro único. Con Pep crecí mucho y aprendí mucho a su lado. Hay entrenadores que tácticamente saben mucho, pero Pep, además, te decía los movimientos que tenías que hacer en el campo y lo que pasaría. Y pasaba")

Esto debe equivaler a una medalla.

Y a dos. Que el mejor de todos los tiempos diga eso... Creo que va por mí y por Tito, para todos los que estuvimos en ese momento. Sólo puedo darle las gracias. Tito siempre decía que Messi era como aquel estudiante que iba a clase y se aburría porque ya se sabía la lección. Fue una suerte poder tenerlo. Intentamos que se involucrara en el juego, en la forma, que disfrutara como de algo coral, y eso le he dicho más de una vez, hace mucho tiempo que no nos vemos, y es que se juntaron muchos astros en aquella época, pero sin él no lo hubiéramos conseguido tanto y tanto. Era mucho más que la guinda del pastel. No me quito méritos, de verdad, pero yo no nací sabiendo todo esto. Yo tengo mucha suerte de la formación que recibí de Johan, por su carisma, con Charly, con entrenadores como Van Gaal.

¿Johan también anticipaba qué pasaría?

Sí, pero sobre todo, te decía cosas que no habías oído nunca. A veces digo cosas a mis jugadores y pienso "esto me lo decía Johan". Hace 20 años y aún lo digo porque me lo creo.

¿Por ejemplo?

Correr en el momento justo, empujar hacia adelante, tener el equipo abierto. Detalles de césped ... yo recibí todo esto. Cuando tú te pones a hablar delante del jugador, eres tú, Johan no está. Pero mucha de la formación táctica de la que hablaba Leo, yo la aprendí como jugador primero. Entendí que yo jugaba bien cuando los de atrás me ayudaban a eliminar a mi jugador cuando conducía. Y aquí nos encontramos no sólo al mejor jugador que ha existido y existirá nunca (con todo el respeto a todos los demás) con mucha diferencia, sino que nos encontramos a unos jugadores de la casa que todo eso que contábamos, lo sabían. Xavi o Iniesta tuvieron entrenadores en el fútbol base como Joan Vilà. El fútbol es un deporte de equipo. Uno solo no es capaz de ganar. Incluso Leo no es capaz de hacerlo.

Louis Van Gaal, en una entrevista en 'El País' dijo: "Messi debería preguntarse cómo es posible que lleve tanto tiempo sin ganar una Champions". ¿Estás de acuerdo? ¿Y qué respuesta darías?

El Barça ha estado muy cerca. 3-0, sin Firmino y Salah todo el mundo decía que un gol, en Anfield, lo haría. La Champions es muy muy exigente. Van Gaal, probablemente lo debe decir por la implicación defensiva, que en Europa es muy grande. Una de las razones por las que saqué a Leo de la banda y lo puse en el medio, aparte de para atacar, también era defensiva. Los laterales en Europa suben mucho. Yo no quería que Leo hiciera este desgaste físico para que pudiera expresar su talento en los últimos 20 metros. Pero yo estuve en el Camp Nou contra el Liverpool, y Leo corrió como una bestia. Y allí, en la primera parte se aplicó. Pero si el Barça no ha ganado la Champions no creo que sea por Messi.

Pero es que Van Gaal continuaba: "Guardiola hizo jugar a Messi en beneficio del equipo. Pero los últimos entrenadores se han adaptado demasiado en lugar de proteger el espíritu de equipo". ¿Estás de acuerdo con esto?

Es una pregunta muy incómoda para mí, porque no he estado en el vestuario del Barça y podría equivocarme. Yo, del Barça, miro las cosas muy buenas, y te aseguro que no me lo quiero encontrar en Europa, porque te elimina. Han estado a punto de ganar el triplete. Si llegan a la final de la Champions, la habrían ganado. Yo puedo hablar de lo que intenté hacer con Messi. Desde el primer día intenté que jugara en benificio del equipo, como con Agüero, al que intento implicar, porque creo que es más divertido. Que lo intenté, no tengo ninguna duda y él lo sabe. De lo que han hecho los otros, ¿quién soy yo para decir nada? Me fastidia mucho cuando entrenadores me juzgan. Van Gaal, como Johan, es así, directo. Yo soy más cuidadoso porque no quiero ofender, aunque haya gente que lo piense, y no quisiera ser malinterpretado.

Lo que si compartirás como culé es que es jodido tener al mejor de la historia y no sumar más Copas de Europa.

Sí, sobretodo las dos bajadas. Cuando tú ganas el partido de ida tanto contra la Roma y en el Camp Nou como contra el Liverpool está el desencanto. En Anfield pensaba que un gol lo harían. Y estoy convencido de que los jugadores sabían que Anfield es Anfield. Cuando allí dice "this is Anfield", no es 'marketing'. Tiene algo que no tiene ningún otro campo del mundo. Te hacen un gol y a los cinco minutos siguientes parece que te harán cuatro. Te ves pequeño, ves a jugadores contrarios por todas partes. Lo que le pasó al Barça lo hemos sufrido todos. A mí se me reían cuando perdimos 3-0 en los primeros 15-20 minutos en cuartos de final. Es un campo jodido y es una competición en la que, una mano, un fuera de juego, Anfield ... el año próximo será Turín con Sarri y Cristiano. Creo que hay un punto que el Barça debería aprender, con toda la humildad lo digo, y es que no sólo por ser del Barça tienes que ganar la Champions. Es como Argentina, que debe ganar el Mundial. Ya sé que somos muy buenos, pero los otros pasa que también la quieren ganar, la Champions.

Todavía resuenan tus palabras tras ganar la Champions en Wembley, en 2011: "Esperemos que Leo no se aburra y que el club sea lo suficientemente inteligente y le dé los jugadores adecuados para rodearlo".

Creo que están, los jugadores adecuados. Y siempre han estado. Hace poco dije que los dos rivales más duros que me he encontrado en mi carrera (y en Madrid se enfadan), son el Liverpool de este año y el Barça de Luis Enrique. Los tres de delante del Barça de Luis Enrique eran insuperables. El talento individual que se acerca más al de Messi es el de Neymar, sobretodo entonces, de creatividad, en una edad buena. Tenían todavía el orden y trabajo y dedicación y locura de obsesión como Luis Enrique.

Pero allí comenzó a desdibujarse el centro del campo.

Sí que probablemente bajaron un poco más de nuestra época, que éramos unos locos de empujar todas las pelotas arriba. Pero en ataque posicional eran igual de buenos, y a la contra te mataban. Añadieron un concepto de contraataque largo. Nosotros hacíamos contraataques cortos, y el Barça hacían unos contraataques de 30-40 metros que eran imparables. Ahora igual, ves su plantilla y piensas "¡qué jugadores tan buenos que tienen!".

¿Esto podría repetirse si volviera Neymar?

No lo sé. Neymar es un jugador extraordinario, pero no lo sé. Es como si volviera yo. ¿Sería lo mismo? No lo sé. Yo no soy el mismo y no sé si el Neymar sería el mismo. Ahora, que el jugador es muy bueno, nadie lo duda.

Ahora ha hecho 10 años del primer triplete, del "Viva la Vida". Cuando piensas en ese mes de mayo del 2009, ¿qué flashes te vienen?

Que habíamos hecho una Liga que la íbamos a ganar. El azar nos puso en la final de Roma, que Andrés nos llevó a la final con ese gol, que tres años después, con el Chelsea, tiramos 30 veces a puerta y no llegamos a la final. Estos dos ejemplos definen muy bien qué es la Champions. Y llegamos a Roma sin defensa, sin Alves lesionado o sancionado. Abidal no estaba. Yaya jugó de central. Y ellos tenían el mejor United que ha habido, con Cristiano, Rooney, Scholes, Tévez, Berbatov. Pero teníamos una sensación que ganaríamos. Cojos, con Iniesta dos meses sin jugar y Muniesa estaba en el banquillo, pero esa sensación de que íbamos a ganar.

Te pusiste el lazo amarillo y no te lo sacaste hasta que no te multaron. ¿Como estás siguiendo todo lo que pasa con el país?

Con atención y preocupación. Me pongo muy en la piel de los exiliados y los presos, porque si no hacemos el esfuerzo de ponernos ante la injusticia, nos ponemos de la otra parte. Y son gente como nosotros y era impensable que estuvieran tanto tiempo en una prisión preventiva tan injusta. No soy abogado, pero sin el punto de humanidad, no vamos a ninguna parte. Y no creo que haya nadie, ni el juez Marchena, con todos los respetos porque no lo conozco, que pueda pensar que estas personas han hecho algo tan grave como para estar tantos años en prisión. Y no puede haber ningún contrincante político de toda esta gente que no pueda saber que es una una injusticia muy grande.

A no ser que la unidad de España esté por encima del estado de derecho.

Pero es que España nunca dejará de ser España por el hecho de que Cataluña sea independiente. Los derechos fundamentales están por encima de cualquier otra cosa. Y eso lo deciden los pueblos. Y el problema es que no sabemos ni si queremos la independencia porque no nos han dado la opción de votarlo. Para mí, la decepción de este tiempo es la falta de altura política del Estado, que es quien tiene el poder, porque aplican el 155 y no somos nadie. Ellos tienen la fuerza, y yo no me esperaba que PP y PSOE no tuvieran la altura política de decir "afrontamos esta situación", y no eso de mandarlo todo a los tribunales. Ya se ha visto en el juicio lo que realmente pasó.

En junio de 2017 dijiste en Montjüic que "apelamos a todos los demócratas del mundo a ayudarnos a afrontar los abusos de un estado autoritario". Esta expresión última habrá tenido costes para ti.

Seguro. Sí, la democracia es votar, pero ¿qué haces entre voto y voto? No te puedes desentender. Hay un punto que parece que tú votes, pero después los partidos se lo arreglan entre ellos. Lo que ha pasado ahora en la alcaldía de Barcelona, me cuesta entenderlo: ¿Cómo Valls ha podido hacer alcaldesa a Colau con dos programas tan separados? Jordi Graupera no podía ir a los debates a explicarse porque no tenía representación, de acuerdo, pero es que Valls, que tampoco tenía, sí fue a los debates porque se presentaba por Ciudadanos, y después de hacer a Colau alcadesa, desaparece de Ciudadanos y los pone a parir. Al final no será necesario que vayamos a votar.

Pues imagínate que esta semana ni Puigdemont, ni Junqueras ni Comín puedan convertirse en eurodiputados habiendo obtenido cerca de dos millones de votos.

Pérez Royo dijo en el FAQs que estarán sí o sí, porque todavía son inocentes.

Hace un par de meses, Pedro Sánchez dijo al 'Marca': "Me ofende que Guardiola diga que España es un país autoritario". Y añadió "Es más, según algunos medios, este mismo Estado le ofreció ser entrenador de la Roja". ¿Es verdad esto?

Eso es mentira. Nunca me han ofrecido ser seleccionador español. Nunca. Siento que se sienta ofendido, pero yo también estoy ofendido por muchas cosas que han pasado estos años: la corrupción con los ERE de Andalucía, que Open Arms no pueda salir a rescatar gente en el Mediterráneo, (salvar vidas en el mar es una obligación, el esfuerzo de las ONG debería ser Premio Nobel y están acusados de delito) y el presidente Sánchez no les deja salir, pero puede ir a Arabia Saudí a vender armas. Todos podemos estar ofendidos. De Xavier Trias se inventaron una cuenta corriente desde las cloacas del Estado, tal como explicó el documental de Jaume Roures. También estoy ofendido por todas estas cosas. Y por aquel ministro del Interior. Y no ha pasado absolutamente nada. Siento si le ofendí. Ya sé que España es un país acojonante, yo hablo del Estado español. 900 días de prisión para los chicos de Altsasua, que han tenido una discusión en un bar! Podernos defender de eso, estos son los derechos que debemos preservar. Y los presos políticos y los exiliados, no hay nadie que se pueda creer todo de lo que les acusan.

Sobre todo porque el delito de rebelión pide violencia, y violencia no hubo.

Pero que la perversión llega a las palabras. Nos han dicho nazis, nos han dicho supremacistas. Me ofende que al presidente de la Generalitat le digan supremacista porque retuercen las palabras. En Alemania, lo he vivido, pobre de ti que uses la palabra "nazi" alegremente. Usa un símbolo nazi y vas a la cárcel. Vayamos con cuidado, porque en Italia, Salvini ha sugerido que habría que esterilizar a una mujer gitana porque había robado tres o cuatro veces. Es muy fuerte. Esto es lo que tenemos que juzgar, y no a gente que había pedido votar. La historia ha avanzado a través de la protesta civil, y Jordi Sànchez y Jordi Cuixart son dos activistas sociales. Sinceramente ahora lo que me preocupa es que salgan de la cárcel. Todo lo demás ya veremos.

La falta de unidad política estratégica del indepdentisme, ¿qué te parece?

Muy decepcionante. También me ofende, me ofende mucho que los partidos independentistas no vayan juntos. Es una falta de altura política grandiosa, también. Y a pesar de todo, y de que hay algunos que están actuando de una manera sinceramente irresponsable con sus electores, veo la fuerza que aún tiene el país. Mira el resultado de las elecciones del 21-D. O las más recientes. El país todavía tiene vida, fuerza y creo que la gente está muy sensible por los presos y los exiliados, y les cuesta entender que no haya una estrategia compartida.

Pep, muchas gracias por haber venido.

A vosotros, ha sido un placer. Y larga vida al diario. A ver si ganáis la Champions, ya que otros no la sabemos ganar (risas).

Més continguts de

El + vist

El + comentat