OPINIÓ

Unas elecciones en las que el Barça se juega demasiado

Laporta y Font parecen ir por delante en la carrera electoral azulgrana

Las elecciones del Barça suelen tener un ciclo vital parecido. Un arranque en el que, de vez en cuando, entre tatuajes y candidatos extraños, parecen una feria, y una segunda fase en la que los aspirantes a la presidencia se lo juegan todo en duelos cara a cara. Pero estas elecciones son diferentes. Los planes de muchos candidatos han saltado por los aires, entre la dimisión de Bartomeu, las elecciones en enero y el covid-19. Proyectos que hacía meses que se cocinaban se han asustado y el que hace más tiempo que trabaja en ello, Víctor Font, ha visto que el escenario electoral que tenía en la cabeza no existe. Hace meses todo el mundo daba por hecho que las elecciones serían en verano, con Font, Laporta y un candidato con el apoyo de la junta de Bartomeu. Pero el continuismo no existe. Ni siquiera Vilajoana y Rosaud, que formaban parte de ella, quieren reivindicar el legado de una junta que ha endeudado al club. El duelo electoral, pues, parece destinado a enfrentar a dos hombres que hasta hace poco compartían bando, el de los críticos de Bartomeu. Laporta y Font. Sin descartar una tercera vía, porque gente como Freixa, Farré, Benedito y Fernández Alà pican piedra, cada uno con su estilo. Todo puede pasar, en el Barça, pero dentro de las candidaturas el escenario con el que se trabaja habla de dos grandes favoritos ahora mismo.

Font, con su particular maratón. Años de trabajo para terminar un proyecto y presentarlo a los socios. Laporta, con una carrera final, porque no le hace falta ningún tipo de presentación. Ahora bien, sería bueno que, una vez se pase el corte, el debate entre los candidatos permita a los socios hacerse una idea de cómo se podrá salir de la crisis. Las elecciones del Barça, como las políticas, suelen estar llenas de promesas que son muy difíciles de cumplir. En un contexto de crisis como este, quizás habría que aceptar que será difícil ganar dinero, reforzar la plantilla, renovar a Messi, crear nuevas secciones y potenciar las actuales, porque la junta entrante tendrá que priorizar devolver las deudas que ha dejado la anterior.

Quien mejor lo ha explicado es Font, de momento. Ha hablado de la estructura del club, de vías de negocios, de voto electrónico. Pero el empresario también ha cometido un error muy grave, incorporando y despidiendo en tan solo tres horas a Jordi Majó, cuando descubrió, horrorizado, sus tuits en las redes. En cambio, Laporta ha marcado el primer gol por la escuadra de la campaña, con su publicidad en Madrid, que nos habla de su carácter ambicioso. Del debate entre Font y Laporta, sin embargo, será interesante ir más allá de Majó y anuncios en Madrid. Y ver cómo tienen pensado levantar un club que pueden encontrar hecho añicos, tal como ha respondido Font con un vídeo en las redes sociales. El solo hecho de responder a la publicidad de Laporta pero, demuestra el acierto de la arriesgada publicidad del ex presidente, quien ha comenzado la campaña en forma.

Valor tienen todos los que aspiran a la presidencia. Font ya ha explicado una buena parte de su plan con detalle. Y Laporta está en forma, sin miedo a nada. Ojalá que de estas elecciones salga un debate rico en ideas para ayudar a un club que ahora mismo sufre. En las elecciones el Barça se juega demasiado. Se juega poder continuar siendo grande o sufrir años de penurias. Hará falta un buen debate sin olvidar, gane quien gane, que el futuro presidente no fue quien dejó el club en este estado.

El + vist

El + comentat