ERC obliga a dejar el Ayuntamiento de Cabrera de Mar al regidor detenido en la Volhov

El partido niega irregularidades urbanísticas pero duda de sus 38.000 euros en efectivo

Enric Mir, regidor de ERC en Cabrera de Mar detenido la semana pasada en el marco de la operación Volhov, ha dimitido de forma irrevocable este jueves, a pesar de negar ninguna relación con la trama urbanística que investiga el juez. Ha anunciado su dimisión a través de Facebook y en paralelo al comunicado que ha emitido la ejecutiva republicana, que, por unanimidad, ha decidido expedientarle y pedirle que renunciase a su acta de regidor. El juez investiga posible prevaricación urbanística en los terrenos de Villa Bugatti, conectados a varios proyectos de Xavier Vendrell.

El partido también ha negado que se trate de un caso de corrupción urbanística en la ciudad pero apunta a las dudas que han surgido sobre las actividades de Enric Mir en su vida privada. En el registro de la semana pasada, la Guardia Civil encontró 38.000 euros en metálico en su despacho. "Las investigaciones vinculadas a los expedientes informativos abiertos por Esquerra Republicana constatan que este hecho obedece a un comportamiento de la esfera privada del señor Mir y no guarda ninguna relación con su actuación como regidor o militante. Sin embargo, este comportamiento es del todo incompatible con los valores republicanos que defendemos tanto el partido como el grupo municipal de Cabrera de Mar", apunta el partido.

En el tablón de Facebook, Mir también niega toda irregularidad y, de hecho, atribuye los 38.000 euros a la venta de una finca familiar que guardaba para comprar otra. A pesar de que insiste que tampoco estas compraventas son irregulares, decide dejar el ayuntamiento: "Soy consciente que mi actuación no es propia de la ejemplaridad pública que exigen mi cargo y mi militancia".

ERC subraya en el comunicado que mantiene "90 años de historia impoluta", atribuye cualquier irregularidad a la vida privada de Mir e insiste que la operación Volhov "no es nada más que una nueva ofensiva del Estado con la clara intención política de desgastar el independentismo, haciendo un uso impropio del aparato judicial, con una base de pruebas deficiente, para atacar a sus adversarios políticos".

Los terrenos de Villa Bugatti  

A Xavier Vendrell, ex secretario general de ERC, se le atribuyen supuestas irregularidades en un complejo en Cabrera de Mar denominado Villa Bugatti. Una operación por la cual también fueron detenidos la semana pasada el alcalde, el arquitecto municipal y el regidor de urbanismo, el mismo Enric Mir. Según el informe de la Guardia Civil, se trataría de "prevaricación en la construcción de un centro de negocios, un restaurante y una escuela concertada" en estos terrenos, que habían sido recalificados. Fruto de este hilo también investigan la posible concesión irregular del concierto a la escuela –una fundación que preside Vendrell– por parte del departament de Educació, y de aquí las detenciones del director general de Centros Públicos de la Generalitat, Josep Gonzàlez-Cambray, y de la directora general de Centros Concertados y Centros Privados, Pilar Contreras.

El pleno del Ayuntamiento de Cabrera aprobó en febrero de este año una modificación del plan de ordenación urbanística municipal (POUM) para permitir la edificación de un nuevo centro de educación primaria y secundaria en los terrenos de Villa Bugatti que quería impulsar la Fundació Pedagògica El Brot, que ya dispone de una escuela en Sant Joan Despí. El presidente de esta fundación es precisamente Vendrell. Y también estaría implicada Marta Molina, ex concejala de Sant Joan Despí y estrecha colaboradora de Vendrell durante muchos años.

Torrent llama al orden a un diputado de Cs por decir que Xavier Vendrell es un "exterrorista"

El + vist

El + comentat