Acuerdo en la UE para desbloquear los fondos antipandemia

Hungría y Polonia levantan el veto después de aceptar una propuesta de Alemania

Se ha deshecho el bloqueo. Tras una propuesta venida desde Berlín, Hungría y Polonia han abandonado el veto que impedía la puesta en marcha del fondo de recuperación contra la pandemia del coronavirus y también del presupuesto europeo entre 2021 y 2027. Los habían secuestrado porque se ha vinculado su concesión al cumplimiento del estado de derecho, una asignatura que ambos gobiernos hace tiempos que suspenden. Sin embargo, una propuesta de Alemania que en la práctica aplaza la puesta en marcha de este mecanismo ha conseguido deshacer el veto que libera un total de 1,8 billones de euros. 

"Acuerdo sobre el Marco Financiero Plurianual y el Paquete de Recuperación. Ahora ya podemos empezar a implementarlo y reconstruir nuestras economías", ha publicado en un tuit el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, media hora escasa después de que empezaran a discutir sobre esta cuestión en la agenda de la cumbre europea que se celebra este jueves y viernes en Bruselas. 

Lo que ha conseguido deshacer el veto venido desde Budapest y Varsovia es una propuesta de la presidencia alemana del Consejo, una especie de parche político en forma de declaración  de los Veintisiete países de la Unión Europea que aclara como y cuando se puede aplicar el mecanismo de vinculación de los fondos europeos al estado de derecho ya pactado por la Eurocámara y los estados, y que Hungría y Polonia rechazan. El texto arrecia que las concesiones de fondos europeos van ligadas a principios democráticos y por lo tanto, que se podría sancionar o retirar fondos en casos en los que se detecten incumplimientos. Pero se explicita la posibilidad de parar temporalmente el mecanismo: la Comisión Europea se compromete a pausar el proceso si un país recurre al Tribunal de Justicia de la Unión Europea. En este caso, los fondos solo podrán ser bloqueados una vez el tribunal se haya pronunciado. 

Esto es lo que harán previsiblemente Hungría y Polonia, que consideran que este mecanismo va en contra de los tratados fundacionales de la UE. El tiempo que tardará el tribunal con sede en Luxemburgo en resolverlo sería el tiempo que ganarían Hungría y Polonia, un periodo que podría ir desde unos cuántos meses hasta más de un año en función del procedimiento que escoja el tribunal. La propuesta la presentó ayer la presidencia alemana del Consejo a los embajadores de la UE y la discutieron a lo largo de una reunión donde, de manera general, fue recibida con buenos ojos. Aun así, este jueves, a petición de los Países Bajos, se ha pedido la opinión a los servicios jurídicos del Consejo Europeo y se ha ido aplazando la discusión en la cumbre hasta pasadas las 18 horas. Antes, los líderes han discutido sobre la pandemia del coronavirus y el cambio climático. 

A lo largo de las últimas semanas, Viktor Orbán y Mateusz  Morawiecki se habían arreciado en el bloqueo, presionando al máximo al resto de líderes de la Unión Europea. Pero los veinticinco mantuvieron la rigidez, evitando el cuerpo a cuerpo inicial en la primera cumbre virtual donde se podía haber abordado la cuestión. Además, los últimos días antes de la cumbre elevaron la presión mostrándose dispuestos a activar una vía alternativa que acabaría dejando a Buadpest y Varsovia fuera de los fondos europeos. 

Finalmente, la propuesta de desbloqueo permite que todo el mundo pueda cantar victoria. No se toca el texto legal del mecanismo de vinculación de los fondos europeos al cumplimiento del estado de derecho, pero se retrasa la aplicación práctica. Fuentes parlamentarias ya lo criticaban ayer considerándolo un precedente "peligroso" para futuras negociaciones. Además, si bien es cierto que el mecanismo de vinculación de concesión de los fondos europeos al estado de derecho es una larga y trabajada victoria, el resultado final es un instrumento menos contundente de lo que la mayoría de partes (con la excepción de países como Hungría y Polonia) habrían querido. Se centra en la corrupción, el fraude y los conflictos de intereses para "proteger" el presupuesto europeo y los intereses financieros de la Unión y es un mecanismo que, una vez en vigor, implicará un largo proceso sancionador que abrirá un diálogo con el país en cuestión, similar al que ya tiene disponible la Comisión Europea gracias al artículo 7 del tratado de la Unión. 

El + vist

El + comentat