La posible fusión entre el BBVA y el Banco Sabadell pone en alerta los sindicatos

La ministra de Economía evita pronunciarse y recuerda que los supervisores aconsejan la concentración

El anuncio del inicio de conversaciones entre el BBVA y el Banco Sabadell sobre una potencial fusión bancaria no ha pasado desapercibido entre los sindicatos mayoritarios y entre los trabajadores de las dos entidades. Han expresado la preocupación que les genera una posible fusión en cuanto a los puestos de trabajo, y más en un momento en el que el sector financiero pone la lupa en la "reducción de costes", como el mismo consejero delegado del Banco Sabadell, Jaume Guardiola, ha reconocido este martes en el marco de la XXVII Encuentro Financiero organizado por Deloitte. De hecho, el Banco Sabadell ya anunció que tiene la intención de recortar 1.800 puestos de trabajo con prejubilaciones y bajas incentivadas, en una medida que se hará afectiva el primer trimestre del 2021.

Las secciones sindicales de CCOO de las dos entidades han emplazado tanto el BBVA como al Banco Sabadell a hacer que la posible operación se haga "con plenas garantías". Para CCOO, el sindicato más representado tanto en el banco vasco como en el banco catalán, "es imprescindible que si se materializa la operación se articule un acuerdo laboral que proteja las condiciones laborales de la plantilla", que entre los dos bancos suma casi 40.000 personas, como han detallado desde CCOO.

De hecho, las demandas del sindicato son cuatro y muy claras: garantías laborales, salidas voluntarias si se plantean expedientes, mantener y mejorar las condiciones salariales y laborales y un plan de empresa sobre la viabilidad del futuro laboral en caso de que la fusión salga adelante.

UGT también se ha mostrado muy preocupada por el número de puestos de trabajo que se pueden perder. De hecho, su secretario general, Pepe Álvarez, ha pedido a las dos entidades que "sean conscientes" del esfuerzo que hicieron los ciudadanos en la anterior crisis para "sostenerlas". Álvarez también ha mostrado preocupación por el proceso de digitalización hacia el cual las entidades bancarias andan, puesto que para el secretario general de la UGT esto aboca a una desaparición de las oficinas. Sin ir más lejos, el mismo Guardiola ha reconocido este martes por la mañana que "la solución pasa por ir hacia un modelo más centralizado y digital, reduciendo los costes de los espacios físicos".

Los sindicatos ven muy probable que el anuncio de concentración se acabe confirmando. En este sentido, CCOO ha asegurado que ya ha empezado a trabajar en una respuesta ante un posible escenario de fusión entre las entidades.

El banco de Oliu, una historia reciente de compras y declive bursátil

Prudencia y recelo en la política

Las reacciones, sin embargo, también han llegado desde la esfera política, con algunos mensajes más contundentes que otros. Por parte del gobierno español pesa más el silencio. En la rueda de prensa posterior al consejo de ministros de este martes, la ministra de Economía, Nadia Calviño, no se ha querido pronunciar sobre el anuncio, si bien ha recordado que los supervisores aconsejan las fusiones bancarias. "Pueden contribuir a fortalecer el sistema financiero", ha concluido Calviño.

Mientras tanto, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha expresado el deseo que la posible fusión no se traduzca en una reducción de los puestos de trabajo en el País Valenciano. También ha mostrado optimismo respecto a la posibilidad de poder "fortalecer" la relación con los dos bancos. 

En cambio, quien ha sido más duro ha sido el líder de Más País y diputado en el Congreso Íñigo Errejón, que ha sentenciado que "ve amenazada" la democracia ante el auge de las fusiones bancarias. Errejón ha apuntado que la noticia deja los clientes con "menos opciones", mientras que se abre la puerta a la posibilidad que entidades más grandes tengan "más poder". Quien tampoco ha tardado al responder a la fusión ha sido la CUP, a través de su diputada al Congreso, Mireia Vehí, que ha apuntado que "lleva la música del 2008", en referencia a "pocas seguridades y respuestas".

El + vist

El + comentat