Bonpreu se desmarca en la carrera para comprar Caprabo

Carrefour es el candidato mejor posicionado para quedarse con los Eroskis de las Islas Baleares

El grupo Eroski se había fijado como objetivo cerrar la venta de Caprabo antes de que acabara este año para tener oxígeno ante el alto endeudamiento que sufre. Un hito, sin embargo, que difícilmente podrá cumplir por la complejidad de la operación.

De momento Eroski ha descartado de la carrera por Caprabo el fondo de inversión extranjero que, junto con Bonpreu, era uno de los dos finalistas que habían pasado a la fase de due diligence, es decir, cuando se hace una auditoría en profundidad antes de hacer una oferta vinculante. Ahora bien, el grupo vasco ha recuperado una de las empresas que se quedó en el primer corte, la francesa Carrefour, tal y como adelantó Expansión.

Fuentes del sector, sin embargo, dejan claro que la primera opción de Eroski es Bonpreu. De hecho, las reuniones entre el grupo vasco y el de Osona son muy frecuentes en las últimas semanas y, aunque se plantearon intentar cerrar la operación este año, la revisión de los contratos de los más de 6.000 trabajadores y del estado de los 297 locales (226 de los cuales son propios) que tiene Caprabo en Catalunya lo hacen inviable. Además, hay que tener en cuenta que muchos de los supermercados de la marca catalana han quedado obsoletos y, por tanto, necesitan una reforma. Las mismas fuentes añaden que, si se acabara materializando la compra, se cerraría hacia finales del primer trimestre del próximo año.

Discrepancias en el precio

Tal y como avanzó el ARA, uno de los principales problemas es el precio que pide el grupo vasco, 700 millones de euros, una cantidad demasiado elevada para lo que están dispuestos a pagar Bonpreu y también Carrefour. La cifra queda lejos de los más de 1.600 millones de euros que pagó Eroski por la cadena catalana, primero comprando un 75% de la compañía y, después, el 25% restante.

Pero Caprabo no es el único supermercado que el grupo vasco tiene en su plan de desinversión. También ha puesto a la venta todos sus supermercados Eroski de las islas Baleares. Son 185 locales, de los cuales 111 son de su propiedad. En este caso, la cadena que está mejor posicionada para adquirirlos es Carrefour, mantienen fuentes del sector, que aseguran que las negociaciones están entrando también en la recta final.

De hecho, el grupo francés quiere impulsar la venta de proximidad ante el pinchazo en los últimos años de los hipermercados, que son su sector más importante. Por este motivo este verano ya compró la cadena Supersol, que tiene locales distribuidos por Andalucía y Madrid por 78 millones de euros. Su estrategia pasa ahora por extenderse en la costa este del Mediterráneo y tiene especial interés por las Islas Baleares y Catalu nya.

Consultados por el ARA, portavoces de Eroski, que no han reconocido nunca públicamente que tienen en venta la cadena catalana, insisten en que lo único que quieren es un socio minoritario para mejorar su situación económica. En cuanto a la venta de sus supermercados en las Islas Baleares, aseguran que "estudiarán cualquier oportunidad" que surja siempre que les permita alcanzar sus objetivos: "Mejorar la estructura financiera y reforzar los negocios".

La prisa de Eroski para vender responde a la deuda que tiene el grupo, que asciende a 1.540 millones de euros. Una deuda que consiguió refinanciar en febrero del 2019 pactando una rebaja de 240 millones en la deuda global si se vendía activos, tanto filiales como inmuebles. En 2021 debe de volver 374 millones a sus acreedores y la venta de Caprabo y los supermercados de Baleares le ayudaría a poder hacer frente a este compromiso.

Según fuentes del sector, esta delicada situación económica hace justamente que Eroski tenga problemas para cumplir los plazos de pago de las compras. En la mayoría de cadenas, como la misma Carrefour, este plazo es de 30 días, mientras que el grupo vasco ya suele negociar entre 45 y 60 días, y muchas veces tampoco lo cumple, sobre todo cuando es fin de trimestre o de año.

LAS CLAVES

1. ¿Cuáles son los candidatos para comprar Caprabo?

Bonpreu es el mejor posicionado para quedarse con la cadena y el que tiene las negociaciones más avanzadas. En las últimas semanas le ha salido un competidor, la francesa Carrefour, después de que el fondo de inversión extranjero con quien competía haya quedado descartado.

2. ¿Cuando se prevé cerrar la venta?

El objetivo que se había fijado Eroski era ejecutarla antes de finalizar el año, entre otras cosas para dar oxígeno a su tesorería, diezmada por una deuda de 1.540 millones de euros. Ahora bien, la complejidad de la operación -se tienen que revisar los contratos de toda la plantilla de Caprabo y el estado de sus casi 300 locales, muchos de los cuales necesitarán una inversión importante porque se han quedado obsolet o s-, hace prácticamente imposible cumplir este calendario. La nueva fecha sería hacia finales del primer trimestre del año próximo.

3. ¿Qué dice Eroski?

Eroski siempre ha mantenido que Caprabo no está en venta, y que lo único que quiere es encontrar un socio minoritario para mejorar su situación económica.

4. ¿Caprabo es el único supermercado que Eroski ha puesto a la venta?

No, también está negociando la venta de todos los supermercados del grupo en las Islas Baleares, un total de 185 locales. Aquí la cadena mejor posicionada para adquirirlos es precisamente Carrefour, que se ha puesto como objetivo ampliar su red de locales de proximidad en la zona del Mediterráneo. Con respecto a esta venta, el grupo vasco se ha limitado a decir que estudiarán cualquier oportunidad que reciban.

El + vist

El + comentat