El Govern busca la manera de flexibilizar las restricciones en bares y restaurantes

Aragonès desacredita a Tremosa por filtrar propuestas no pactadas

Este viernes caducan todas las restricciones vigentes, salvo el toque de queda, prorrogado hasta el 23 de noviembre. Sobre la mesa del Procicat hay diferentes propuestas que van desde mantener todas las restricciones durante 15 días más -que es la idea que ha defendido el departamento de Salud hasta ahora- hasta comenzar a flexibilizarlas. Una de estas propuestas se ha hecho pública este miércoles y ha provocado reproches dentro del mismo Govern. Es el caso de la del departamento de Empresa y Conocimiento, que defiende la reapertura limitada de las terrazas de bares y restaurantes -uno de los sectores más afectados por las restricciones- a partir de este viernes. Siguiendo este documento, que se presentó en el departamento de Salud la semana pasada, las terrazas podrían abrir al 50% del aforo a la hora de comer, entre las 13 h y las 16 h, "siguiendo todas las normas de seguridad para evitar la expansión de la pandemia".

Los datos de los teléfonos móviles desaconsejan reabrir bares y restaurantes

El plan, sin embargo, ha calentado el ambiente en el seno del Govern, que no ha querido concretar si ya se ha tomado alguna decisión de cara a los próximos días. El vicepresidente con funciones de presidente, Pere Aragonés, ha cargado en contra de Ramon Tremosa, el consejero de Empresa y Conocimiento. "Abrir debates a través de los medios sobre qué hará o dejará de hacer el Govern solo genera confusión", dijo Aragonés en un tuit, y afirmó que si bien la intención del Govern es "levantar las restricciones cuando sea posible" no se tomarán "decisiones precipitadamente".

"El Govern comunica las decisiones adoptadas tras consensuarlas en el seno del consejo ejecutivo y habiendo evaluado el impacto sanitario, económico y social", aclaró Aragonés, que ha subrayado que las decisiones se toman atendiendo a criterios sanitarios y "escuchando a los expertos y entendiendo cuál es la mejor solución para el interés general". Fuentes del Ejecutivo aseguran que la filtración del documento de Empresa ha sido un movimiento unilateral del departamento de Tremosa. La propuesta, afirman, no había sido previamente pactada por el Govern. Una discrepancia, pues, que aleja aún más las dos formaciones de gobierno, el PDECat y ERC.

La propuesta de Empresa, que prevé cinco niveles de desescalada con la reapertura progresiva de los diversos sectores económicos, primero debe ser aprobada por el departamento de Salud (que es quien tiene la última palabra) y el Procicat para que sea efectiva. De momento, la autoridad sanitaria se ha mostrado partidaria de mantener las restricciones, sin concretar ningún calendario, y no quiso hacer ninguna valoración. "Necesitamos más tiempo para que las restricciones continúen teniendo efecto", aseguraba el lunes la consejera de Salud, Alba Vergés, que reconoció que todavía había que "pulir y cerrar todos los detalles". También el secretario general de Salud, Marc Ramentol, apuntó que "avanzar escenarios de desescalada" cuando aún no se ha llegado al pico de la presión asistencial era "arriesgado".

Según publica el diario El Periódico, otra de las propuestas que hay sobre la mesa es mantener las actuales restricciones a bares y restaurantes pero solo durante una semana y revisarlas dentro de siete días si el impacto del coronavirus se reduce.

Salut propondrá la prórroga de todas las restricciones quince días más

El sector rechaza la propuesta de Tremosa

Empresa defensa que cada departamento trabaja sus propuestas sectoriales para poder desplegar cuando la situación epidemiológica así lo aconseje. La conselleria de Tremosa, asegurando una interlocución directa con las patronales del sector de los bares y restaurantes, dice que ya se pueden aflojar las restricciones. "Las ayudas no son eternos" y si una restricción no va acompañada de una ayuda, la situación se volvería insostenible, apuntan. Por alusiones, el vicepresidente Aragonés afirmó que el Ejecutivo quiere que las decisiones que impactan sobre sectores concretos "acompañen de ayudas para paliar sus efectos", pero argumentó que "la infrafinanciación crónica" de Cataluña "es una limitación evidente y sangrante para poder hacer que las ayudas tengan la dotación justa".

Fuentes del departamento de Empresa han indicado que en los últimos días se ha trabajado con el sector para intentar poner en marcha una desescalada sin comprometer la seguridad sanitaria, lo que ha desmentido el Gremio de Restauración, que ha tachado de "propuesta de feria "el plan para que el considera" insuficiente para la actual situación de emergencia y hundimiento de la economía ". Precisamente ayer el Gremio de Restauración de Barcelona convocó una reunión con los representantes del sector, que recibió el apoyo de muchos chefs catalanes de renombre, para pedir la reapertura de los locales.

Producto de proximidad, comercio de barrio y despensa llena: así hemos cambiado los hábitos alimentarios con el covid-19

Fuentes del departamento han indicado que en los últimos días se ha trabajado con el sector para intentar poner en marcha una desescalada sin comprometer la seguridad sanitaria, cosa que ha desmentido el Gremi de Restauració, que la ha tildado de "propuesta de pacotilla"  y que la considera "insuficiente para la actual situación de emergencia y hundimiento de la economía". Precisamente ayer el Gremi de Restauració de Barcelona convocó una reunión con los representantes del sector, que recibió el apoyo de muchos chefs catalanes de renombre, para pedir la reapertura de los locales. 

Según ha indicado el Gremi en un comunicado este mismo miércoles, la propuesta de empresa, si se confirmara, no sería la que quiere el sector.  La opción del Gremi, consensuada en la reunión del sector del martes en el Hotel Majestic, pasa por una apertura de los interiores al 50% y con distancia entre mesas, terrazas al 100%, horario de apertura hasta las 23 horas para poder servir comidas y cenas y recomendación de ponerse la mascarilla entre plato y plato y obligatoria cuando no se está sentado en la mesa.  En su comunicado, el Gremi insta a la Generalitat a " levantar la orden de cierre y a permitir la reanudación de la actividad, a través de un plan de desescalada si procede, con unas condiciones viables desde el punto empresarial ya desde un primer momento".

Comercios y centros de estética

La propuesta de empresa no afecta solo a la restauración. También prevé mantener el aforo del 30% en los comercios, pero sin la limitación de una superficie máxima de 800 metros cuadrados, y que puedan abrir los centros comerciales con un aforo máximo del 30%, la misma limitación que los mercados de marchantes. Además, los centros de estética podrían reabrir pero con cita previa.

Los expertos apuntan que el Black Friday puede ser "el golpe de gracia" para el pequeño comercio

Según Barcelona Comerç, la organización que agrupa 24 ejes comerciales de la capital, la propuesta es "desacertada" y está "muy alejada de las condiciones viables para cualquier establecimiento del sector para retomar la actividad, desde el punto de vista empresarial". La entidad asegura en un comunicado que les "sorprende" que el pasado 16 de octubre se obligara a cerrar los centros de estética cuando "todos estos establecimientos ya aplicaban de manera preventiva estas restricciones a sus servicios".

El + vist

El + comentat