La Generalitat aprueba la segunda parte del plan de contingencia presupuestaria

El Govern explicará en las próximas semanas cómo afecta a las cuentas de las consejerías

El Govern ha aprobado este martes la segunda parte del plan de contingencia presupuestaria para este año 2019, que cubre las necesidades de gasto de la Generalitat que no están relacionadas con el personal, según ha informado en rueda de prensa la portavoz del gobierno y consejera de la Presidencia, Meritxell Budó.

El 4 de abril pasado, la Generalitat ya aprobó por decreto una ampliación de crédito de 814 millones de euros para hacer frente al aumento del gasto en salarios de trabajadores públicos y a la devolución de parte de la paga extra pendiente de abonar. El decreto fue convalidado posteriormente por el Parlamento de Cataluña. A esta cifra de 814 millones, el ejecutivo presidido por Quim Torra añadirá 225 millones más procedentes de los excesos de ingresos de otros departamentos.

La actividad industrial repunta en los dos primeros meses del año

El plan de contingencia, según Budó, es una medida "extraordinaria" por la ausencia de presupuesto para 2019, que el Govern declinó aprobar por la falta de apoyos parlamentarios, de manera que prorrogó las cuentas de 2017 (en 2018 tampoco hubo presupuesto). Es por eso que el ejecutivo tiene la voluntad de reanudar las negociaciones con los partidos de la oposición una vez que pase el ciclo electoral —con las elecciones municipales y europeas del 26 de mayo—, con el objetivo de cerrar unas cuentas antes de finalizar el año.

En total, la Generalitat cuenta con unos 2.100 millones de euros adicionales en comparación con el presupuesto de 2017 en vigor, ya que en dos años las administraciones públicas han recaudado más dinero gracias a la mejora de la economía. Además, el Govern también tiene unas necesidades de gasto adicional de 1.265 millones por el aumento de la población, que obliga a proporcionar más servicios públicos (por ejemplo, a contratar más médicos o maestros, o a gastar más en dependencia). Gran parte de este incremento de gasto quedó cubierto con la ampliación de crédito destinada a las pagas de los funcionarios.

Budó ha asegurado que la falta de presupuestos "impide" al Govern "llevar a cabo nuevos proyectos", por lo que se ha llevado adelante este plan, que permitirá al Departamento de Vicepresidencia y Economía "afrontar e identificar" nuevas necesidades de gasto y "garantizar" que se destine el dinero suficiente a "actuaciones prioritarias".

Salud y dependencia, prioritarias

Sin embargo, Budó no ha concretado qué cifra tocará en cada consejería y qué cantidades variarán dentro de los presupuestos de cada departamento, datos que se concretarán en las próximas semanas. No obstante, el ejecutivo sí que ha identificado las acciones prioritarias del Govern.

Calendario laboral de 2020 en Cataluña: el número de festivos baja a 12

Entre estas actuaciones figuran el desarrollo del tercer tramo de la renta garantizada, el plan de inversión en centros escolares y la cobertura de los servicios a los beneficiarios de los servicios de dependencia, que han aumentado en número. El plan también cubre, según el ejecutivo, los acuerdos con los sindicatos para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del Instituto Catalán de la Salud y del Sistema Sanitario de Cataluña. También servirá para cubrir "las insuficiencias" de financiación de las universidades públicas y la mejora de los servicios de prevención y extinción de incendios.

Finalmente, el Govern ha confirmado que el plan servirá para mantener la expansión de la red de fibra óptica por el territorio catalán, para llevar a cabo el Pacto Nacional de Industria y para hacer una nueva convocatoria del Plan Único de Obras y Servicios de Cataluña (PUOSC) para el periodo 2019-2023, en el que la Generalitat recuperará la aportación al mundo local.

Més continguts de